La UBU analiza cómo afecta a la sociedad la crisis sanitaria

N.M.J. (ICAL)
-

El cuestionario elaborado por el área de Psicología Social de la Universidad de Burgos estudia dos momentos de la actual situación y, por el momento, cuenta ya con más de 700 respuestas

Vecinos asomados a la ventana para aplaudir en homenaje a la labor de los profesionales sanitarios. - Foto: Alberto Rodrigo

El área de Psicología Social de la Universidad de Burgos está llevando a cabo un estudio sobre el estado de alerta sanitaria causada por el Coronavirus en España con el objetivo de conocer cómo va a afectar esta situación a las personas desde el punto de vista del bienestar psicológico.

Desde el área de la facultad señalan que las pandemias como la producida por el COVID-19 son situaciones impredecibles, novedosas y que trastocan el devenir cotidiano de toda una sociedad. Por ello, esta irrupción repentina de un problema de tal magnitud "mina las defensas, no sólo físicas, sino también psicológicas de los individuos". 

Tal y como defiende una de las responsables de realizar este estudio, la profesora titular de Psicología Social de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UBU, Silvia Ubillos, su intención es analizar cómo la gente va "afrontando el día a día en esta nueva situación", e ir viendo la "evolución" de las personas con el paso de los días.

A través de este cuestionario, diseñado para ser respondido por todas las personas (mayores de 18 años) que viven en un mismo hogar, analizan cómo se siente y afronta la gente estos primeros días de cuarentena y, posteriormente, a aquellos voluntarios que quieran seguir participando, se les realizará un nuevo cuestionario 10 o 12 días después., para ver los posibles cambios que se hayan producido como consecuencia de esta situación excepcional. 

"Queremos ver qué estrategias de afrontamiento son más eficaces para mantener los estados de ánimo óptimos. La idea es reforzar esta línea de investigación y, sobre todo, al ser una situación completamente desconocida, poder tener también recomendaciones para aplicarlas a otro tipo de situaciones de características similares", indica Ubillos.

Por el momento, este cuestionario ha recibido más de 700 respuestas, lo que ha sorprendido "gratamente" a los investigadores. "Agradecemos la implicación de la sociedad en este tipo de estudios. Nos parece una situación lo suficientemente importante, por ello, desde la Universidad de Burgos queremos contribuir a comprender mejor los efectos de un contexto de alerta sanitaria en la sociedad", señala la profesora titular de la UBU.

Ansiedad, depresión, tristeza o desconfianza. En relación a cómo considera que puede afectar el periodo de cuarentena a la población, Ubillos señala que por ejemplo es probable que "aumenten"  las sensaciones de desconfianza, miedo, tristeza, o los niveles de ansiedad y depresión, así como que decrezca el estado de ánimo positivo.

"Queremos también analizar la confianza de la ciudadanía en las instituciones sociales y políticas. Dependiendo de cómo evolucione es probable que en alguna medida la confianza en las instituciones se reduzca", explica. Asimismo señala que la forma en la que las personas afronten la situación va a permitir que  el bienestar psicológico se mantenga en unos niveles adecuados. 

"Las respuestas de la población a las pandemias pueden limitar o exacerbar significativamente su impacto en la salud pública. Mejorar nuestra comprensión del efecto que tienen en las personas nos permitirá predecir cuáles son las mejores estrategias de afrontamiento para mantener el bienestar psicológico y el estado de ánimo positivo. Asimismo, conocer qué estrategias utilizamos cuando nos enfrentamos a una situación de crisis nos puede ayudar a reducir los síntomas de depresión y ansiedad, especialmente si hemos de estar aislados en nuestro hogar durante un período prolongado de tiempo", sentencia.

Test en 15-20 minutos. El cuestionario diseñado para este estudio que está llevando a cabo en conjunto con el  profesor titular de Psicología Social de la Facultad de Educación de la UBU, José Luis González Castro, tiene una duración aproximada de 15 o 20 minutos, y los datos son de máxima confidencialidad. 

Tal y como explica Ubillos, una vez tengan analizados los datos darán a conocer las conclusiones a través de diferentes medios. Su objetivo es divulgarlo tanto a la ciudadanía como la academia científica. "Nos dirigiremos a esos dos ámbitos, por un lado, para intentar explicar la situación a la ciudadanía y exponer cuáles son en este tipo de situaciones las medidas más apropiadas a poner en marcha para intentar mantenerse a nivel psicológico y afectivo de la mejor manera posible. Por otro lado compartir con la comunidad científica los hallazgos obtenidos podrá ayudar a mejorar la prevención y promoción del bienestar y la salud individual y comunitaria en futuras situaciones de crisis", señala.