11,5 millones para hacer 120 pisos de alquiler bajo

G.A.
-

La primera promoción de vivienda que impulsa la Fundación VideBurgos tras la desaparición de la caja de ahorros se ubicará al final de la zona residencial de Coprasa y estará terminada para el año 2022

Parcela ubicada en la calle Manuel Muñoz Guillén donde se ubicará la promoción de viviendas de la Fundación Caja de Burgos. - Foto: Jesús J. Matías

La Fundación VideBurgos acaba de cerrar la compra de dos parcelas ubicadas en la parte final de la zona residencial de Coprasa en las que promoverá la construcción de un total de 120 viviendas de alquiler bajo, por debajo de los 400 euros al mes. Se trata de la primera promoción inmobiliaria que emprende esta entidad benéfica dependiente de la Fundación Caja de Burgos tras la desaparición de la caja de ahorros y que contempla una inversión total de 11,5 millones de euros. Está previsto que a lo largo del año 2022, los pisos estén en el mercado local de alquiler.

El proyecto llevaba varios años gestándose, destinados a la búsqueda de suelo urbano a un precio razonable para promover vivienda en alquileres por debajo del mercado. Así, la Fundación adquirió hace unos meses una primera parcela que le permitía edificar 70 pisos y la pasada semana se hizo con la propiedad de una segunda aledaña, que le permitirá ampliar el proyecto en otras 50 viviendas más.

La promoción se ubica en la parte final de la zona residencial de Coprasa y la avenida de Castilla y León, en el espacio delimitado entre la calle Manuel Muñoz Guillén y la residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres (Hogar Santa Teresa de Jesús Jornet). Estos edificios empiezan a cubrir el espacio vacío que une las zonas residenciales de Coprasa y San Cristóbal, en la orilla sur del Parque Lineal del Vena.

"El objetivo es sacar vivienda en alquiler con precios por debajo del mercado", explica Rafael Barbero, director de la Fundación Caja de Burgos, quien matiza que lo que promueven no son VPO (viviendas protegidas oficiales) pero cumplen con toda la normativa para beneficiarse de las ayudas públicas a la protección en el caso de que éstas volviesen a ponerse en marcha.

Se trata de pisos de 80-90 metros cuadrados y con garaje, a los que podrán optar aquellas familias con hijos e ingresos bajos que cumplan con los baremos establecidos desde VideBurgos. Los alquileres no tienen límite de tiempo. 

A día de hoy, adelanta Barbero, mantienen viva una lista de espera suficiente para cubrir las 120 viviendas previstas. "Entendemos que, tal y como está el mercado de alquiler para jóvenes que se quieren emancipar y la falta de este tipo de oferta en Burgos, hay demanda de sobra para cubrirla".

El calendario para la realización y puesta en el mercado de las viviendas es de dos años. El proyecto se divide en dos fases, la primera con 70 y la segunda con 50 pisos. Para la primera ya se ha solicitado licencia de construcción. 

VideBurgos, heredera de lo que fue la Asociación Santa María la Mayor, la promotora de la antigua caja de ahorros, cuenta en la actualidad con un parque de 450 viviendas en alquiler y algunas de ellas en venta. La última promoción, que data del año 2008, fue la conocida como las de los pisos de colores, 248 que se reparten entre el arranque de la avenida de Castilla y León y la avenida de Cantabria.