Algo más que un 'caddie' de bolsillo

J.D. Maté
-
El informático burgalés Diego Maté enseña la aplicación en su móvil en el Club de Golf de Lerma. - Foto: Miguel Ángel de la Cruz

Visualgolf nació como 'app' para «dar soporte» a jugadores y en unos meses se ha convertido en una empresa de servicios para los campos

Nació como una aplicación móvil gratuita para que los jugadores de golf aficionados perfeccionaran sus golpes gracias a una serie de «ventajas competitivas», como la lectura de las caídas del green, pero en apenas medio año de recorrido, Visualgolf se ha transformado en una empresa de servicios para los campos de golf que destaca por las «soluciones tecnológicas» que aporta.
Remarca lo de la tecnología Diego Maté, el impulsor de una idea que surgió de casualidad y ha acabado dando origen a un negocio que hoy integran cinco personas. Junto a él, ingeniero informático, empezaron la ‘aventura’ Sonsoles Conde, responsable de márketing digital; y Silvia Velasco, comercial; y a ellos se les han unido recientemente otros dos perfiles nuevos, un diseñador gráfico y un realizador audiovisual. Ambos completan un equipo cuyo objetivo es «dar soporte» a todos los agentes que intervienen en un campo de golf: practicantes, clubes y patrocinadores.

Por un lado, al jugador se le dota de información «precisa» antes, durante y después de practicar «para que mejore su juego y su estrategia». También se le ofrece al club un módulo de funcionalidades para comunicarse con el jugador y controlar los diferentes partidos. Y por último, explica Maté, al patrocinador se le permite incrustar publicidad «no invasiva» en la herramienta.

A diferencia de otros caddies que ya ‘copan’ el mercado, Visualgolf ofrece una visión «nítida» del hoyo desde el tee al green (las imágenes están grabadas con un dron), permitiendo al jugador «conocer dónde está posicionada la bandera para trazar su estrategia» antes, incluso, del primer golpe, también proporciona más «ventajas competitivas», como saber la distancia a la que se encuentra cualquier objeto o la lectura de las caídas del green a través de un mapa de colores.

Otra de las funcionalidades que ofrece Visualgolf es un sistema de monitorización del ritmo de juego en tiempo real para agilizar la práctica y evitar bloqueos. También, y gracias a las cámaras térmicas y multiespectrales que se utilizan en el mapeado del campo, se recaba información precisa y útil para los greenkeepers (jardineros) en la gestión de los recursos hídricos y el mantenimiento de los campos.
«Visualgolf empezó como una aplicación para jugadores, pero lo que nos han ido diciendo los campos y el mercado nos ha llevado a desarrollar unos procesos hasta convertirnos en partners tecnológicos de los campos», concluye Maté.

 

30 CAMPOS Y 6.700 USUARIOS

Actualmente, Visualgolf cuenta con 6.700 usuarios que han descargado la app en Google Play, App Store o en la web y tiene 7 campos disponibles (incluidos Riocerezo y Lerma) que serán más de 30 en verano, «cuando se tomen las imágenes y las medidas de los greenes» del resto de clubes que se han adherido en los últimos meses. Uno de ellos, de Maspalomas (Gran Canaria), que contará con una aplicación propia y, confían, les abrirá las puertas de nuevos mercados.