La ampliación de la residencia de ancianos, tras el verano

G.A.
-

Ya hay demanda suficiente para cubrir las 80 plazas que tendrá el nuevo edificio de 5 plantas que se construirá dentro del complejo asistencial y educativo ubicado en la avenida de Cantabria

Vista del complejo que forman la residencia de ancianos (d.) y el colegio Virgen de la Rosa. - Foto: Alberto Rodrigo

Las obras de ampliación de la residencia de mayores de la avenida de Cantabria comenzarán después del verano, a la espera de que la Fundación Caja de Burgos reciba la licencia municipal de obras "en las próximas fechas" tras solventar los requerimientos realizados desde la Confederación Hidrográfica del Duero. El objetivo es que a principios del año 2022 el nuevo edificio de cinco plantas (bajo y sótano) esté totalmente operativo.

Se trata del proyecto más importante emprendido por la Fundación, pues supone una inversión de 10 millones de euros que permitirá aumentar en 80 plazas las 136 con las que actualmente cuenta esta residencia de ancianos. Además, la ampliación supondrá la creación de 50 nuevos puestos de trabajo, que se suman a una plantilla integrada por 70 trabajadores en la actualidad.

Las obras, estima el director de la Fundación, Rafael Barbero, durarán año y medio y las 80 nuevas plazas serán ocupadas en su totalidad, "pues mantenemos una lista de espera importante en este centro". Además, no supondrán cambio alguno en el normal funcionamiento de la residencia y del colegio Virgen de la Rosa, que quedarán aislados de la zona donde se desarrollen las actuaciones.

El nuevo edificio se ubicará de forma perpendicular al actual, con el que estará conectado a través de su planta baja. Contará con una unidad de convivencia en cada una de sus 5 plantas. Cada planta, de 850 m2, se distribuye en 14 habitaciones individuales y 2 dobles (ambas de 23 m2) y 90 m2 de zonas comunes. En total, 70 habitaciones. En el inmueble se ha tenido en cuenta la mayor eficiencia posible desde el punto de vista térmico y lumínico. 

El incremento de residentes conllevará también mejoras en todos los servicios generales del complejo, como las cocinas, la lavandería, la administración, el centro de terapia ocupacional, entre otros. Asimismo, se va a acometer un aparcamiento en superficie en la zona más próxima a la avenida de Cantabria, se creará un nuevo acceso desde la calle Soria y el bloque 2 contará con una escalera de emergencias.