Espinosa da ejemplo instalando placas solares en el colegio

A.C.
-

El concejal de Medio Ambiente, Ignacio González, confía en conseguir la ayuda pedida a Sodebur para afrontar esta inversión, que generará el 35% de la electricidad que precisa el centro

Panorámica del colegio Santa Cecilia, de Espinosa de los Monteros. - Foto: A.C.

El Ayuntamiento de Espinosa de los Monteros quiere ser punta de lanza en la comarca y dar ejemplo con una política energética municipal que apueste por las renovables y la eficiencia. Empezará por el colegio Santa Cecilia con el proyecto de instalar un centenar de placas solares fotovoltaicas que en las horas de mayor insolación lograrán alcanzar un pico o potencia máxima total de 15 kilovatios. Los estudios realizados estiman que producirán 13.504 kilovatios hora al año, lo que cubrirá un 35,7% de los 36.960 kw/h que cada año consume el centro del centro y, además, se podrá lanzar a la red eléctrica energía sobrante, como explica el edil de Medio Ambiente, Ignacio González. 

Para llevar a cabo esta inversión, que se ha estimado en 48.000 euros, el Ayuntamiento de los Monteros ha agrupado a los consistorios de las merindades de Montija y Sotoscueva, cuyos escolares también acuden a las aulas del Santa Cecilia, y ha solicitado una subvención a Sodebur. Espinosa realizará el mayor esfuerzo y los otros dos ayuntamientos colaborarán "proporcionalmente a su capacidad económica". La respuesta de Sodebur se espera para finales de mes y González confía en que sea positiva. La subvención podrían llegar a cubrir hasta el 70% del coste de la inversión.

En cualquier caso, el ahorro económico que el colegio, ahora con 240 escolares, podrá tener con la instalación de energía solar superará los 1.700 euros anuales. Con este ahorro en la factura, se estima que el Consistorio amortizará en una década la aportación de unos 20.000 euros que deberá realizar, siempre que encuentre un ente cofinanciador, como el organismo de la Diputación al que se ha dirigido.

El Ayuntamiento espinosiego quiere ir más allá y ya planea una segunda fase, en la que si obtiene nuevos apoyos, tratará de dotar al colegio Santa Cecilia, al vecino instituto Conde Sancho García y al polideportivo con una caldera común de pellet, desde la que se distribuirá el calor a los radiadores de los tres edificios de propiedad municipal. En la comarca, solo la Merindad de Valdeporres ha apostado por un distribuidor de calor generado por biomasa para atender las necesidades del polideportivo, el colegio, el Ayuntamiento y la residencia de mayores. 

Concienciación. Junto a todo ello, el proyecto contempla completar la instalación de placas solares con un amplio programa de charlas y talleres que sirvan para divulgar entre los vecinos la conveniencia de optimizar los recursos naturales y empezar a combatir el cambio climático. La idea es desarrollar talleres de reciclaje en las escuelas de verano, en las que participan una media de 40 niños cada mes de julio. También se pretende implicar a los jóvenes con propuestas como un concurso de diseño del eslogan municipal sobre el cambio climático, una representación teatral o la proyección de cine con temática medioambiental y su posterior debate.

Para la población en general también se prevén charlas mensuales combinadas con talleres prácticos, mientras que se apoyará al instituto espinosiego en el objetivo de alcanzar el sello de ‘Centro educativo sostenible’, que otorga la Junta de Castilla y León.