Destrozan varios retrovisores tras la biblioteca de San Juan

F.L.D.
-

Los vándalos se cebaron especialmente con los que estaban aparcados en la acera del colegio Río Arlanzón

Los vehículos estaban estacionados en la calle Aurelio Alemán. - Foto: Christian Castrillo

Varios vehículos estacionados en la calle Doctor Aurelio Alemán, que conecta la calle Vitoria con la plaza de San Juan, amanecieron ayer con los retrovisores destrozados. Los vándalos se cebaron especialmente con los que estaban aparcados en la acera del colegio Río Arlanzón. Estos actos recuerdan a los que hace un mes pusieron en jaque a los vecinos del centro histórico, que denunciaron la situación a la Policía Local.
Los destrozos afectaron al menos a media docena de vehículos, aunque los restos de plástico y cristales que aún quedaban a primera hora de la mañana en el suelo de las traseras de la biblioteca de San Juan hacían pensar que podía haber alguno más. Por la ubicación de los turismos, parecía que los malhechores habían propinado una patada a cada uno de los que se encontraban estacionados en la zona azul. 
Hubo algunos coches que amanecieron con el retrovisor torcido y ligeramente dañado, aunque no arrancado, lo que indica que los autores de los ataques no lograron su cometido a pesar de los intentos. Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo al lunes. Vecinos de la zona reconocían que no escucharon ni vieron nada, pero advierten que no es la primera vez que en esa calle y en Cardenal Benlloch, donde suelen estacionar muchos coches, se producen actos de este tipo. 
Este episodio recuerda a los dos consecutivos que se produjeron hace un mes en el centro histórico, entre las calles Eduardo Martínez del Campo y Santa Águeda. Varios conductores denunciaron a la Policía Local la rotura de los retrovisores. Algunos vecinos del entorno del Paseo de la Audiencia apuntaban a un grupo de adolescentes como autores de estos destrozos, si bien finalmente no se localizó a los responsables.