Pasión sevillana con acento castellano

A.S.R.
-

La Banda de Coria del Río y los coros burgaleses Lumina, Universidad Isabel I y Melgarense dan un concierto con marchas clásicas de la Semana Santa andaluza y el estreno de dos compuestas expresamente para la ocasión

La Coral de Cámara Universidad Isabel I, la Melgarense y Lumina Vokalensemble ensayaron juntas por primera vez el pasado viernes en Cultural Cordón, bajo la dirección de Enrique Yuste. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Cecilia Pastor nació y creció en Sevilla, es cofrade de la Hermandad de Santa Marta, vive en Burgos desde el año 2012 y tenía muchas ganas de traer un trocito de la Semana Santa de su tierra natal a la de adopción. Ser hija de uno de los compositores más relevantes de allí amén de asesor artístico de la Banda Municipal de Música de Coria del Río encarrilaba un sueño que se ha convertido en un proyecto ilusionante para 80 voces burgalesas. Esta formación instrumental, una de las de más solera de Andalucía, que sale en contadas ocasiones de su ciudad, se unirá a la Coral Melgarense, la de Cámara de la Universidad Isabel I y Lumina Vokalensemble en un concierto a celebrar en el Fórum este sábado (20.30 h., 10, 12 y 15 euros), con la colaboración de la Fundación Caja de Burgos.

Marchas clásicas de la Pasión sevillana jalonan el programa, que incluye el estreno de dos obras creadas expresamente para esta ocasión: Madre, tus penas, del propio Francisco Pastor, con letra de su hija Cecilia, y En mis brazos, de Juan Carlos Sempere Bomboi, un autor valenciano, profesor de piano, que cada verano da un curso intensivo de Dirección en Coria del Río, con letra de Jesús Corbí Vidagany.

«Son dos obras contrastantes. La de Sempere es más triste, dramática e intensa; la de Pastor, más alegre, liviana y ligera. Son dos marchas muy distintas entre sí. En mis brazos se refiere al descendimiento, cuando la Virgen coge a Jesús, y Madre, tus penas alude al momento de la crucifixión», describe el director de las tres corales burgalesas, Enrique Yuste, que sabe de lo que habla. Es el marido de Cecilia y, aunque vive en Burgos, nació en Málaga y pasó 16 años de su vida en Sevilla.

Estas dos piezas nuevas sonarán en la segunda parte, que será en la que las voces burgalesas se sumen al grupo instrumental, de unos 60 músicos. Se completará con la interpretación de La estrella sublime, La Esperanza de Triana, Pasan los campanilleros y La Semana Mayor.

Mientras que la primera se centrará solo en música instrumental. La Banda de Coria del Río, dirigida por Camilo Irizo, interpretará Virgen del Valle, La Madrugá, Pasa la Macarena, Amarguras, Virgen de la Paz y Soleá dame la mano. Luis Martínez será violín solista en dos de estos temas.

Las emociones parecen aseguradas. «Para mí como sevillana y cofrade es un sueño. Siempre he deseado que mi gente de aquí conociera lo que para nosotros es la Semana Santa. La vivimos de una forma, entre comillas, exagerada para los ojos de alguien foráneo y quiero que tanto la música como mis palabras, ya que explicaré el contexto y lo que transmite el autor en cada obra, trasladen lo que significa esta semana tan especial», expresa Cecilia Pastor convencida de que el resultado será espectacular.

Su voz se diluirá en la de sus compañeros de la Coral Universidad Isabel I. Todas, castellanas recias. Como la de Teresa Galaz. «Nos llaman mucho la atención las letras. Las lees y dices ‘¡qué sentimiento hay aquí!’», sostiene la burgalesa al tiempo que advierte que para los coros locales es una oportunidad cantar una música tan distinta y habitualmente fuera de sus repertorios.

«Los coros nos centramos a lo largo del año en un programa marcado, de música ya muy conocida. Hacer esto, tan nuevo, que no lo habíamos visto nunca, es muy llamativo y nos apetece mucho a todos», anota tras el ensayo que une a las tres masas por primera vez, celebrado el pasado viernes en Cultural Cordón, que concluyó con la Salve tocada al ritmo de palmas.  

La ocasión también la pintan calva para el público. Asistirá a algo inédito. «Es muy difícil que una banda viaje fuera de Andalucía a interpretar música de Semana Santa, que no tiene nada que ver con la castellana. No entiendo de música andaluza pero esto suena a Sevilla», destaca segura de que quienes se sienten en el patio de butacas creerán encontrarse a más de 700 kilómetros en medio de una procesión.