La Aemet declara la alerta naranja por nevadas para mañana

I.E.
-

En la Cordillera Cantábrica se espera una acumulación de 22 centímetros de nieve y en la meseta, de tres

La Aemet declara la alerta naranja por nevadas para mañana - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

A las 10 de la mañana de ayer la Delegación del Gobierno en Castilla y León desactivaba la fase de alerta por nevadas en la provincia de Burgos tras remitir el temporal y descartar problemas de tráfico en las principales vías de la Red de Carreteras del Estado. Pero a buen seguro que habrá de volver a activarla mañana, ya que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha declarado la alerta naranja por nieve en el tercio norte del territorio burgalés, incluido el Condado de Treviño. En la meseta y en la comarca de Sierra de la Demanda el color del aviso es amarillo. 
En la Cordillera Cantábrica la previsión es que mañana empiece a nevar a las 8 de la mañana, como mínimo hasta el miércoles a medianoche, lo que dará lugar a una acumulación de nieve de hasta 22 centímetros. La cota se situará entre los 700 y los 900 metros. En el Condado de Treviño se esperan precipitaciones tanto mañana como el miércoles y la nieve adquirirá un espesor de hasta 15 centímetros  a una altura a partir de los 700 metros.
En la Sierra de la Demanda el temporal azotará prácticamente con la misma intensidad que en Treviño pero la alerta se queda en amarillo. Empezará a caer nieve a mediodía de mañana y lo hará hasta el miércoles a las 0,00 horas. Se acumularán 15 centímetros desde los 700 metros. En la meseta el temporal azotará con menos intensidad, ya que la acumulación de nieve prevista alcanzará los 3 centímetros. La cota se sitúa entre los 800 y 1.000 metros y las precipitaciones darán comienzo a las 18 horas de mañana.
Las carreteras de la provincia no registraron ayer excesivos problemas de circulación. La vía que más problemas dio a los conductores fue la carretera de Villarcayo, la CL-629, sobre todo a primera hora de la mañana. Según la web de la DGT, había que circular con precaución entre Villalta y Valdenoceda. La Guardia Civil prohibió el tránsito de camiones en los puertos de Lunada, La Sía y Estacas de Trueba, en el norte de la provincia. El resto de los vehículos pudieron transitar, incluso sin cadenas, pero con precaución según la recomendación de Tráfico.