Detenido por el robo y venta de 3 móviles de alta gama

DB
-

Un vecino de Burgos presentó una denuncia en la Comisaría tras adquirir uno de los terminales y comprobar al encenderlo que había sido robado

Imagen de archivo de tres móviles de alta gama. - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Policía Nacional detuvo la pasada semana a un hombre de 30 años como presunto autor de un delito contra el patrimonio. Días antes había vendido un teléfono móvil de última generación a través de internet, en un anuncio insertado en una conocida página. 
Mediante esa aplicación contactó con él un vecino de Burgos propietario de un establecimiento del ramo de la telefonía, al que le interesó el terminal. Vendedor y comprador intercambiaron mensajes y llegaron a un acuerdo sobre el precio del teléfono, que finalmente fijaron en 950 euros.   
Para la entrega, el vendedor, en compañía de un amigo, se personó en el establecimiento del comprador mostrándole el móvil, manifestando que no tenía factura de compra ya que se trataba de un regalo. Tras examinarlo y observar que estaba en buen estado y con su caja original, el comprador le entregó a cambio la cantidad que previamente habían pactado ambos.        

Más tarde, cuando el nuevo dueño trato de configurar el terminal, este se encontró con un mensaje que alertaba sobre el robo del teléfono. Ante esa situación y antes de presentar la denuncia trato de contactar mediante la misma aplicación con la persona que le había vendido el producto, si bien no obtuvo respuesta.   
Una vez dio cuenta del hecho en la Comisaría Provincial, el denunciante manifestó que había contactado a través de la misma aplicación con el perfil de otro comprador tras el que, sospechaba, se ocultaba la misma persona, que ahora vendía otros dos terminales de la misma marca y con el que ya había concertado una cita para realizar la compra. 
Agentes del grupo encargado de investigar este tipo de delitos llevaron a cabo una vigilancia para constatar que no se tratara de un ilícito penal y procedieron a la identificación del hombre que acudió a la cita y que portaba en el interior de una mochila dos teléfonos de las mismas características que el anterior, siendo reconocido por la víctima por tratarse del hombre que le vendió el teléfono por el  que pago 950 euros. 
Este hombre fue detenido como presunto autor de un delito contra el patrimonio, ya que las comprobaciones realizadas por los policías dieron como resultado que esos terminales habían desaparecido durante el transporte de los almacenes de una compañía ocurrido en otro país de la Unión Europea. También se le detuvo por infracción a la ley de extranjería, por encontrarse en situación irregular en territorio nacional.