scorecardresearch

Pasos de inseguridad

F.L.D.
-

Los peatones se ven en peligro de atropello en muchos 'cebreados' de la ciudad por cuestiones de diseño, visibilidad o simplemente por la excesiva velocidad de los vehículos. Recorremos algunos de ellos con Andando Burgos

Las terrazas han empeorado la visibilidad en muchas calles de la ciudad. - Foto: Alberto Rodrigo

Frente al número 33 de la calle Madrid, una pareja de ancianos que se dispone a cruzar por el paso de peatones levanta la cabeza para intentar evitar la altura de un contenedor y cerciorarse de que no vienen coches. No es hasta que se encuentran en el borde de la acera cuando observan que un turismo se acerca a una velocidad notable. El hombre agarra del brazo a su mujer para evitar que cruce, pese a que tienen preferencia. Ni que decir tiene que antes de poner el pie en el cebreado, el vehículo ha pasado de largo. Esta imagen es frecuente en decenas de calles de la ciudad. Andando Burgos lleva tiempo reclamando una mejora de las vías públicas para favorecer al peatón. Recorremos con ellos algunos de los más conflictivos.

El ejemplo anterior se repite a pocos metros de allí, en la confluencia con la calle Hermanos Machado, donde los vecinos reclamaron hace unos meses la instalación de reductores de velocidad. Una petición rechazada por el Ayuntamiento al recibir dos informes desfavorables. A cambio, se colocó un radar disuasorio que apenas varía el temor con el que cruzan algunos viandantes. «Son problemas que con muy poca inversión se pueden solucionar, pero falta voluntad», entiende Félix Martínez, portavoz de la asociación Andando Burgos.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)