La Bureba echa el cierre

S.F.L.
-
La Bureba echa el cierre

El patrimonio cultural y las oficinas de turismo de Frías, Oña y Poza no abrieron al público para reivindicar que se permita a los guías locales volver a enseñar las distintas atracciones

Desérticas lucieron las calles y los puntos más emblemáticos de Frías, Oña y Poza durante el día de ayer. Amaneció oscuro y según transcurría la mañana, una lluvia intermitente sacudía las pequeñas localidades. Pero el tiempo no resultó ser el motivo del desangelado panorama. Aprovechando la celebración del Día de Castilla y León, las oficinas de turismo y de las atracciones turísticas permanecieron cerradas durante toda la jornada. ¿El motivo de esta reivindicación? Las sanciones a los guías locales lermeños que emitió la Junta de Castilla y León por «intrusismo laboral y competencia desleal».
Los 3 municipios, junto con otros 16 de la región pertenecientes a la asociación Pueblos más Bonitos de España, tomaron la decisión de echar el cierre en los espacios culturales al igual que algunos establecimientos. La ciudad fredense que, el pasado año recibió más de 80.000 visitantes, dio un paso más y convocó una concentración donde se leyó un manifiesto en el que se explicaba, a vecinos y turistas presentes, el por qué de semejante decisión. 
Los negocios estuvieron cerrados durante varios minutos para apoyar la protesta. «En Frías una visita guiada vale 4 euros. Los guías homologados son personas que desconocen el origen de nuestras tradiciones», afirma María Ángeles Bergado, teniente de alcalde de la localidad. 

Sin embargo, desde la Federación de Guías de Turismo de Castilla y León «no entienden» la manifestación de queja llevada a cabo un 23 de abril,  fiesta de la Comunidad, día que presenta «gran afluencia» de turistas , los cuales se han visto «muy perjudicados. «Ha sido una medida contraproducente y se ha hecho un flaco favor al turismo», declara Chiara Sportoletti, guía oficial de la Federación.
 La Ley de 2010 exige que el personal local no pueden realizar visitas, únicamente están autorizados a ello los guías turísticos homologados. «Desde que se aplicó la sanción en Lerma, se está intentando perjudicar nuestra imagen. Los guías no estamos a favor de deteriorar a comarcas que viven gracias al turismo. No se puede acusar de pérdida de población o de trabajo por aplicar una norma que existe desde hace 9 años», manifiesta Sportoletti. 
Estos profesionales «buscan» llegar a un compromiso con las oficinas de turismo de las zonas rurales para que, los informadores, «expliquen y muestren» las atracciones turísticas a los visitantes que se acerquen a los distintos municipios en pareja o en pequeños grupos pero que,  «no nos priven de la posibilidad de recibir solicitudes de grupos, que hasta ahora han monopolizado ellos», aclara.
SANCIONES.

Los pueblos castellanoleoneses que pertenecen a la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España se reunieron en Urueña (Valladolid) y firmaron un manifiesto en defensa del turismo rural frente a la medida de la Junta. La institución regional multará con hasta 90.000 euros a los Ayuntamientos y empleados  que enseñen el patrimonio de sus municipios sin contar con la acreditación de guía oficial. «Es una pena que teniendo tanta riqueza cultural se hayan tenido que suprimir las visitas a los lugares más destacados de nuestros pueblos», sentencia Cecilio Adrián Haro, párroco de Oña.

La Bureba echa el cierre
La Bureba echa el cierre
La Bureba echa el cierre
La Bureba echa el cierre