El nuevo edificio de usos múltiples integrará la espadaña de la iglesia

M.J.F. / Castil de Peones
-

En apenas un mes comenzarán las obras con un presupuesto total cercano a los 300.000 euros. El futuro inmueble contará con capilla. La antigua iglesia se demolió hace años

La iglesia comenzó a derrumbarse hace 16 años y éste es su actual aspecto. El nuevo edificio será una nave de una planta. - Foto: M.J.F.

El Ayuntamiento de Castil de Peones comenzará en menos de un mes las obras de construcción del nuevo edificio de usos múltiples proyectado sobre el solar de la iglesia local ya derruida a excepción de la espadaña y parte de los muros. «Empezaremos después de Semana Santa y contamos con subvención de la Diputación Provincial»,  afirma el alcalde del municipio, Gregorio Ortega. La inversión global rondará los 300.000 euros. La primera fase, que será ejecutada a lo largo de todo este año, absorberá unos 50.000 euros. Los primeros trabajos, ya adjudicados consistirán en cimentación y saneamientos. La parte más vistosa de las obras se ejecutará en 2017. El nuevo inmueble integrará la espadaña y los muros que han quedado en pie y será la obra estrella’ de la legislatura, desde el punto de vista presupuestario. El terreno ha sido cedido en régimen de permuta por las autoridades eclesiásticas al Consistorio.
La iglesia comenzó a derrumbarse hace más de 16 años y desde entonces, los oficios religiosos se celebran en un edificio municipal. Varios vecinos comentan que solo tienen misa en verano, todos los sábados y que «en invierno, el cura viene  cuando hay algún entierro». En la comarca burebana, el arreglo de las iglesias con fines de culto es una preocupación constante. Aquellas localidades que cuentan con monumentos declarados como Bien de Interés Cultural se ven obligadas a esperar más para hacer los arreglos porque tienen que recibir el permiso de la Junta de Castilla y León, administración competente en materia de patrimonio. El caso más llamativo es Aguilar de Bureba que sigue esperando a que su iglesia se restaure. Recibirá 75.000 euros con cargo a los presupuestos regionales. Por otro lado están los pueblos que consiguen reparar sus templos dentro del ‘convenio de las goteras’ con fondos de la Diputación y el Arzobispado. Este año, se repartirán 600.000 euros para toda la provincia y habrá 3 localidades burebanas beneficiadas: Calzada de Bureba, Castil de Lences y Lences de Bureba. Este convenio ha permitido restauras 9 templos burebanos en los últimos cinco años. La localidad que mejor parada ha salido es Cubo de Bureba.
Mención aparte merece el caso de Reinoso, el segundo municipio más pequeño de toda la provincia y que pertenece a La Bureba. Con tan solo 11 habitantes y gobernado por Izquierda Unida está negociando con el Arzobispado la construcción de una nueva iglesia.