La Brigada de Obras para por no poder reciclar los escombros

C.M.
-
La Brigada de Obras para por no poder reciclar los escombros - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

El concejal del área, Jorge Berzosa, lo tramitó en abril de 2018 pero está parado en Contratación. La segunda fase de Hortelanos está varada por este motivo

La Brigada de Obras del Ayuntamiento se ha visto obligada a parar su actividad por la falta de contrato para recoger y reciclar los residuos que se generan en sus actuaciones. La segunda fase de mejora de las aceras en la calle Hortelanos es una de obras que se han visto afectadas por esta situación. Los operarios únicamente están llevando a cabo trabajos que no generan escombros como el bacheado de calles o la reparación de bordillos, así como de ordenación de materiales en los almacenes.
El Partido Castellano (PCAS) denunció ayer esta situación y acusó al alcalde de «tirar el dinero público por no dar ocupación a sus empleados». Su portavoz, Domingo Hernández, exigió  explicaciones al alcalde.
Y es que desde que comenzó el actual mantado, y quizás con anterioridad, el área de Vías Públicas, de la que depende la Brigada de Obras, ha estado abonando a la empresa Iglecar la gestión estos residuos mediante reconocimientos extrajudiciales de créditos, un mecanismo excepcional que la administración tiene para abonar trabajos sin contrato o sin partida presupuestaria.
Su responsable, Jorge Berzosa, trasladó al área de Contratación, dado que Vías Públicas no puede contratar, la necesidad de sacar a concurso estos trabajos en abril del año pasado pero el expediente ha regresado a la sección por diferentes problemas, se han corregido pero se ha vuelto a devolver. Nueve meses después el concurso no se ha convocado.
La primera semana de enero, desde la Brigada de Obras remitieron un escrito a Contratación y al propio alcalde anunciando que no realizarían trabajos que generaran escombros, tras las pegas que Intervención puso a la última factura que presentó Iglecar. «Me ha parecido bien. No podemos estar más de ocho meses para sacar un contrato. No se puede seguir así y la Brigada de Obras estará parada porque desde Vías Públicas no se puede contratar», lamentó Berzorsa.
contrato menor. Ante esta situación Berzosa ha planteado la posibilidad de sacar un contrato menor, cuya tramitación es más sencilla, para solucionar la situación hasta julio mientras se da tiempo a que se tramite el contrato a largo plazo cuyo coste previsto de 80.000 euros anuales (480.000 por seis años).
Cabe recordar que el Ayuntamiento cuenta con una planta de machaqueo de escombros que está cerrada desde 2012. Esta situación ha obligado a Aguas de Burgos a sacar un concurso para gestionar sus residuos y Vías Públicas ha optado por el mismo camino.