Patrimonio Nacional: tala en el Parral, sí; repoblación, no

C.M.
-
Patrimonio Nacional: tala en el Parral, sí; repoblación, no - Foto: Alberto Rodrigo

Prefiere que la zona quede como una pradera y evoque el lugar pastoril que fue en el siglo XVII. Exige un Plan Director

Un informe técnico de la Concejalía de Medio Ambiente alertó del mal estado en el que se encontraban 75 chopos de la zona norte del parque del Parral con un importante riesgo para los usuarios. Recomendó su tala de manera inmediata y la posterior repoblación.
El Ayuntamiento presentó el plan de actuación a Patrimonio Nacional, que es el titular del bien y debe autorizarla, detallando las nuevas especies que está previsto plantar. La sorpresa ha sido cuando el organismo nacional ha dado el plácet a cortar los árboles pero ha recomendado que no se planten otros nuevos sino que se deje la zona como una pradera, evocando el entorno pastoril del siglo XVII que fue.
La concejala de Medio Ambiente, Carolina Blasco, defiende un Parral «del siglo XXI» destinado al uso y disfrute de los burgaleses, garantizando la conservación de las especies y haciéndo un parque más sostenible, tal y como quedó de manifiesto en el convenio de cesión de su gestión a la ciudad. «La mayor parte del año la pradera no tendrá hierba, lo que dará un aspecto de suelo lunar», lamentó.
Patrimonio Nacional sugiere no hacer nada hasta que no esté elaborado un Plan Director de todo el parque. Hasta ahora el Ayuntamiento ha realizado uno de arbolado, que era lo más urgente por el mal estado de algunas especies. «Nosotros insistiremos en la repoblación pero nos la tienen que autorizar. Lo cierto es que los usos del parque han evolucionado. Primero fue zona de pastos para ovejas, luego de plantación para la producción de madera y ahora hay que ir adaptándose a la evolución de la sociedad», añadió.
El informe realizado por el área municipal de Medio Ambiente puso de manifiesto que 75 chopos de producción de la zona norte presentaban «síntomas de senectud» como pudrición de ramas y una fuerte inclinación que puede provocar su caída en cualquier momento. Se urgía su tala así como la poda de otro centenar de chopos de la especie Populus nigra.
La propuesta era replantar lo talado con 150 árboles de otras especies como el arce blanco, roble albar, abedul, secuoya o ginkgo. El Ayuntamiento ya tenía todo preparado para contratar la tala con el objetivo de iniciarla en febrero para no interferir en la cría de las aves.
El parque del Parral tiene 3,65 hectáreas en las que hay  más de un millar de árboles, de modo que la tala planteada afectaría a 0,7 hectáreas o lo que es lo mismo un 5% de su superficie.