La renovación de Santa Catalina beneficia a 300 hogares más

A. del Campo
-

La nueva propuesta de la Junta incorpora los edificios de las calles Pedro Abad, Tenerife, Pizarro y Santa Margarita

Los llamados ‘bloques’ de Santa Catalina son una de las áreas elegidas para beneficiarse del futuro ARU. - Foto: Valdivielso

El proyecto que subvencionará la rehabilitación de una gran parte de las viviendas de Santa Catalina se ampliará en casi 300 viviendas hasta alcanzar las 1.075. El estudio realizado por los técnicos de la Junta de Castilla y León ha ampliado la propuesta inicial elaborada por una empresa de arquitectura, el cual delimitaba la zona a incluir en el plan en 789 hogares. Ahora, según el mapa realizado desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y publicado ayer por el Ayuntamiento de Aranda, los posibles beneficiarios aumentan hasta los 1.075. Los nuevos edificios se sitúan en las calles Pedro Abad, Tenerife, Pizarro y Santa Margarita. Anteriormente se habían incluido la zona de pisos conocida como ‘Los Bloques’ y las calles Pizarro, Montelatorre y Fernán González.

Según explicaron las arquitectas encargadas de realizar el primer boceto de actuación para el Área de Rehabilitación Urbana (ARU) de Santa Catalina, "las actuaciones consistirían en la implementación de mayor grado de confort en las zonas habitacionales y actuaciones sobre el espacio público, como la distribución también del tráfico y de zonas de aparcamiento". Las responsables de la delimitación inicial también destacaban los proyectos de mejora de la accesibilidad o la eficiencia energética, así como la reurbanización de algunas zonas como parte de este proyecto futuro, que contará con ayudas públicas de varias administraciones.

Iniciativa pública.

El proyecto de renovación de una gran parte del barrio de Santa Catalina está promovido por la Consejería de Medio Ambiente y Fomento de la Junta de Castilla y León, en el marco de su política de potenciar la rehabilitación de edificios y espacios públicos. El nuevo programa de Áreas de Regeneración Urbana (ARU) se destina a zonas susceptibles de ser financiadas al amparo del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

El desarrollo de este ARU en la capital de la Ribera es un proyecto piloto, y a partir de esta experiencia se pueden desarrollar otros casos similares en la región, como señalan desde la consejería de Fomento. "Aranda estaba incluida en la Estrategia de Regeneración Urbana en Castilla y León por sus peculiaridades y por ser una ciudad con categoría de Centro Industrial Moderno. Además, no había sido objeto todavía de ningún ARU, por lo que se lo propusimos al Ayuntamiento". 

Lo que aún falta por definir es el presupuesto que se destinará a la ejecución de este ARU, que podría ser durante los cuatro próximos años. La administración autonómica aportará la mayor parte del dinero junto al Ministerio de Fomento, mientras que el Ayuntamiento y los vecinos también colaborarán. Desde la consejería, ofrecen como ejemplo un ARU desarrollado en Ponferrada, donde se rehabilitaron 150 viviendas por un importe de 4.015.262 euros.


Las más vistas