Sorprendido cuando bebía una cerveza al volante en la N-629

DB
-

La Guardia Civil investiga a un conductor de 35 años que una patrulla de motoristas detuvo en la N-629 cuando bebía una cerveza al volante. Tras las pruebas de alcoholemia arrojó primero 0,94 y después 0,90 mg/l.

 

Fuerzas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos investigan en Las Merindades a E.P.C.M., un conductor de 35 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas. Hace unos días, el investigado fue sorprendido a las seis de la tarde por una patrulla de motoristas de la Agrupación de Tráfico que circulaban por la N-629 y que le vio como bebía una lata de cerveza mientras manejaba el volante con la mano que le quedaba libre.

Una vez rebasado por los agentes pararon el vehículo para notificar la infracción cometida por su conductor, por “no mantener la propia libertad de movimientos” durante la conducción.

Mientras le identificaban verificaron que el líquido que contenía la lata era cerveza y que el hombre presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que solicitaron la presencia de un Equipo de Atestados para realizar las pruebas de alcoholemia. Los resultados obtenidos mediante el aire espirado mostraron una tasa de 0’94 y 0’90 mg/l, lo que supone que triplicaba la tasa máxima permitida de 0’25 mg/l. Por este motivo, el conductor pasó a ser investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

Las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número 1 de Villarcayo.