Jugar una final a ocho

Agencias
-

La máxima competición continental propone esta medida como solución y así poder eliminar los 'play-offs' para finalizar la temporada en una única sede con o sin público

Jugar una final a ocho

Cerrar el curso y salvar los muebles es lo que pretende la Euroliga, que ayer lanzó la propuesta de implemental una final a ocho como solución. Con una veintena de ligas europeas ya canceladas, las competiciones que resisten van acotando sus alternativas. 
Así, el director ejecutivo de la Euroliga, Jordi Bertomeu, reconoció ayer que pese a que la intención es terminar la temporada en el formato actual de ‘play -off’ y ‘final four’, una vez sea «seguro» por el coronavirus, contemplan un plan alternativo que pasa por hacer una ‘Final Eight’ en una única ciudad, con o sin público.
«Estamos trabajando en un plan alternativo que incluye reanudar la temporada en un país con una instalación lista para nuestros partidos», comentó en una comparecencia ante medios internacionales.
Para el CEO de la Euroliga, la prioridad es «garantizar que no hay riesgo» sanitario y poder jugar bajo el formato actual. «Cuando se preserve la salud, volveremos y reanudaremos la temporada. Y queremos terminar en el formato actual. Queremos mantener la temporada regular, jugando las seis jornadas restantes, y jugar ‘play-offs’ y ‘final four’», comentó.
Lo que es «obvio» es que no se podrá jugar la pretendida final ‘a cuatro equipos’ en Colonia (Alemania) en la fecha prevista. «No se podrá jugar los días 22 y 24 de mayo en Colonia. Es incierto que se pueda jugar más tarde. Estamos en contacto permanente con la ciudad, con el municipio y con Lanxess Arena para buscar fechas alternativas», aseguró.
Reiteró, no obstante, que las dificultades que pueden tener para finalizar las seis jornadas restantes de Fase Regular, jugar los ‘playoffs’ y la final a cuatro son un obstáculo. «Debemos anticipar que quizás no podamos mantener el formato actual. Esta es una posibilidad. Somos una competencia europea y tenemos más limitaciones», explicó.
unos límites. Lo que sí dejó claro es que la decisión de jugar con o sin público, con el formato actual o con esa ‘final a ocho’, debería ser tomada a finales de mayo como muy tarde. 
Por otro lado, en cuanto se pueda retomar tanto la Euroliga como la EuroCup, habrá un procedimiento previo. «Tenemos un protocolo listo: tres días para que los jugadores regresen a sus ciudades, dos semanas de cuarentena y dos semanas de entrenamiento antes», anunció.
En cuanto a la presencia de público en las gradas, se mostró escéptico. «Creo que el escenario mas realista es pensar que si podemos volver a las competiciones será sin aficionados», auguró.
Más confianza tiene en que esta pandemia no afecte a la próxima temporada, que no quiere que empiece tarde y, por ello, se negó rotundamente a alargar mucho la vigente campaña. «Creemos que no podemos ir más allá del 31 de julio», apostilló.