4 millones más del Estado suplen la caída de la recaudación

C.M.
-

El impuesto de plusvalías bajará como consecuencia de una menor actividad del sector. La Junta aumentará su aportación al acuerdo marco de servicios sociales, que pasa de 4,19 millones a 4,7

El impuesto de plusvalías se aplica cuando se traspasa un inmueble. - Foto: Luis López Araico

El Ayuntamiento no puede financiar los servicios que presta si no tiene ingresos. Parte de ellos se logran vía impuestos de los contribuyentes pero también de aportaciones que hacen otras administraciones. Precisamente, las aportaciones que harán a lo largo de este año el Estado y la Junta de Castilla y León compensarán el descenso de recaudación que se prevé por algunos tributos locales como el del incremento sobre el valor de los terrenos (plusvalías) o el de construcciones (ICIO) debido a la menor actividad del sector.

Se recibirán 43,9 millones del Estado frente a los 39,7 del año pasado, 4,2 más. De ellos 34,3 corresponden al fondo complementario de financiación y 4,7 del impuesto de las personas físicas mientras que el resto se logran de la participación en tributos del Estado (IVA, alcohol y bebidas alcohólicas, tabaco, hidrocarburos...). A estas cantidades habría que añadir el más de un millón de euros para paliar el déficit de los autobuses urbanos, algo más que en 2019 (921.000 euros). 

También la Junta de Castilla y León aportará mayor financiación que en 2019, especialmente en lo relativo al acuerdo marco en materia de servicios sociales. Pasará de 4,19 millones a 4,7. Paralelamente se mantienen las aportaciones para planes de empleo con 1,4 millones y hay una partida de 334.000 euros para el ARU de San Cristóbal (otros 85.000 del Ministerio de Fomento). "Estos incrementos de aportaciones de otras administraciones compensarán la reducción de algunos impuestos locales", aseguró el concejal de Hacienda, David Jurado.

Especialmente el de plusvalías experimentará un descenso que rondará los 10,4 millones para ajustarlo a la realidad del mercado inmobiliario con menos ventas. "Ha ido bajando y se han ajustado las previsiones a la realidad. En 2016 se recaudaron 17,7 millones; en 2017, 16,9; en 2018, 14,4 y en 2019, 9", señaló el edil. 

Por lo que se refiere al resto de impuestos directos, la recaudación será prácticamente similar. Por el IBI se prevén ingresar 52 millones frente a los algo más de 51 de este ejercicio, dado que no se han revisado al alza los valores catastrales. Lo mismo ocurre con las previsiones de ingresos por el impuesto de actividades económicas (IAE), que rondará los 9,1 millones y una cifra similar se logrará con el de vehículos. 

En cuanto a las tasas, la de recogida de basuras aumentará ligeramente hasta superar los 11 millones; 5 millones se ingresarán por el transporte urbano; 2,5 millones por la tasa de estacionamiento o 2,6 por vados.

También se han previsto 4,5 millones por multas de circulación y otros 120.000 euros por sanciones y 60.000 por daños al patrimonio municipal. La Sociedad de Aguas abonará 2,65 millones por la cesión de bienes demaniales.