Aranda ya tiene censados más perros que menores de 15 años

Adrián del Campo
-

En la capital de la Ribera hay 5.528 mascotas registradas por los 4.862 niños empadronados. La presencia de animales aumenta mientras decrece la de jóvenes

Una familia pasea a su bebé en carricoche mientras otra pareja camina junto a su perro en la calle Isilla de Aranda de Duero. - Foto: A. del Campo

En Aranda de Duero, a día de hoy, hay más mascotas censadas que menores de 15 años empadronados. Según los datos del Ayuntamiento ribereño, los animales registrados alcanzan los 5.528 mientras que los niños, de la citada edad, se quedan en los 4.862. Este dato a priori curioso y que puede resultar hasta gracioso tiene una interpretación más seria al reflejar un cambio en la sociedad. Las personas cada vez se lo piensan más a la hora tener un hijo y menos a la de elegir una mascota. Las necesidades económicas, las aspiraciones laborales o las prioridades vitales han dejado una realidad que confirman los datos. Mientras el número de menores de diez años disminuyó en Aranda durante el último año, eso sí, en tan solo una decena hasta situarse en los 3.177, el de mascotas va en claro aumento. Un crecimiento que en el Ayuntamiento de Aranda han notado "en los últimos años".

La tendencia que se refleja en la villa es una constante en muchas ciudades de España. Tanto es así que en un lustro el número de mascotas ha aumentado un 40 por ciento en el conjunto del país mientras que los nacimientos han caído un 30 por ciento en la última década. Además, el 40 por ciento de los hogares españoles ya cuenta con un animal de compañía. Los favoritos son los perros, que representan el 93 por ciento del total, mientras que los gatos son el seis por ciento. En la capital de la Ribera los datos son similares y del total de mascotas los canes son el 96,9 por ciento (5.355), los mininos el 2,6 por ciento (146) y el resto se lo reparten entre otras especies como caballos, conejos... aunque también destacan los 15 hurones censados. En este punto hay que matizar, como indican desde los servicios municipales, que muchos animales están todavía sin registrar. "Inscribimos todos los que tengan microchip", apuntan. La mayoría, afirman, son gatos ya que como no suelen salir a la calle no existe el peligro de pérdida que sí se da con los perros, por eso son, además de su amplia mayoría, los protagonistas del censo municipal.

En Aranda de Duero hay más del triple de posibilidades de cruzarse con una persona paseando a un perro que con una pareja caminando con un carrito de bebé. Los canes censados en la capital de la Ribera son 5.528 mientras que los niños de menos de cinco años solamente 1.451. Los perros también triplican a los empadronados de entre cinco y diez años, que actualmente son 1.726, y lo mismo ocurre con los pre y adolescentes de diez a quince años, que son 1.685.

Envejecimiento y soledad. Los fenómenos demográficos y sociales también están detrás de la realidad que deja más mascotas que niños menores de 15 años. El mayor envejecimiento de la población es uno de los factores y la soledad, cada vez hay más personas que viven solas, otro. Todo esto deja una sociedad que ha cambiado, en la que las mascotas cada vez tienen más presencia y es más difícil, o se prioriza menos o retrasa más, la decisión de ser padre o madre.