La diócesis busca en el Domund alentar a misioneros jóvenes

I.L.H.
-
Presentación del día del Domund y la labor de los misioneros de Burgos. - Foto: Luis López Araico

646 burgaleses y burgalesas realizan tareas evangelizadoras en los 5 continentes. Menores de 50 apenas hay una decena. Por eso la diócesis quiere incentivar las vocaciones en los jóvenes realizando campañas de verano a través de Cáritas

Hace una década la diócesis superaba el millar de misioneros y misioneras, entre religiosos y laicos. En la actualidad hay 646 burgaleses dedicados a labores evangelizadoras, sanitarias, educativas y de acción social, de los que 302 son mujeres y 344 hombres. Por países, América Latina concentra el mayor número, con más 450 repartidos sobre todo entre Perú, Ecuador y Argentina. En cuanto a la división entre religiosos y laicos, siguen siendo mayoritarios los que pertenecen alguna orden (456). "La mayoría son misioneros mayores que llevan varios ejercicios. Nuevos, la verdad, hay pocos y menores de 50 serán una docena. Por eso la tendencia en los próximos años es que se reduzca el número según causen baja por jubilaciones", resume el delegado diocesano de Misiones, Ramón Delgado.

Para cambiar la tendencia, desde la diócesis y a través de Cáritas se quiere potenciar las misiones de verano de los jóvenes. Con esta idea llevan ya dos campañas, en las que han participado 7 jóvenes en 2017 y 3 este mismo año.

Con el objetivo de apoyar su labor evangelizadora, la colecta del el domingo en las iglesias, en lo que se llama Día del Domund, se destinará a estos proyectos. El año pasado la diócesis de Burgos recaudó 200.000 euros en los templos y llegó a sumar un total de 800.000 euros con herencias y donativos puntuales. La cifra es, de lejos, la más elevada de Castilla y León, aunque en lo que se refiere a las colectas en las iglesias el dato es similar a la de campañas anteriores y cercano al de otras diócesis de la región.