scorecardresearch

Las elecciones trajeron más alcaldes con dedicación parcial

P.C.P.
-

Solo en Roa y la Merindad de Río Ubierna perdieron la exclusividad. Las regidoras de Quintanar y Valle de Mena son las mejor pagadas después de las tres 'grandes'

Retribuciones de los alcaldes en 2019. - Foto: Fuente: Ministerio de Política Territorial

Las elecciones municipales cambiaron el color de algunos ayuntamiento de Burgos y también redujeron el número de alcaldes a sueldo. Si en 2017 eran 39, a partir de la conformación de los consistorios de 2019 se quedaron en 27, aunque aumentó la cifra de dedicaciones parciales -de 13 a 18- con respecto a las registradas en los meses previos a las elecciones, según la información del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Los últimos datos corresponden a 2019 y resultan más complejos de analizar en cifras globales, ya que se dividen en dos periodos, el primero se corresponde a las cantidades percibidas por la corporación de 2015 y el segundo por la nueva corporación constituida, normalmente el 15 de junio. Sin embargo, sí permiten apreciar en qué localidades ha habido un cambio.

Por ejemplo, hay dos alcaldes que ya no tienen dedicación exclusiva, los de Roa y la Merindad de Río Ubierna. En el caso del primero no se percibe en la cantidad percibida, prácticamente la misma, pero el segundo cobra la mitad.

Las regidoras de Quintanar (en la imagen el Ayuntamiento de la localidad serrana) y del Valle de Mena son las mejor pagadas después de las tres 'grandes'.Las regidoras de Quintanar (en la imagen el Ayuntamiento de la localidad serrana) y del Valle de Mena son las mejor pagadas después de las tres 'grandes'. - Foto: Luis López Araico

También ha perdido o renunciado a la dedicación parcial quienes ostentan el bastón de mando en Sasamón, Trespaderne y Pancorbo. Mientras, en el polo contrario se sitúan los ayuntamientos de Poza de la Sal, Valdorros, Regumiel de la Sierra, Cerezo de Río Tirón y La Puebla de Arganzón cuyo alcalde ha pasado de no tener remuneración a disfrutar de una dedicación parcial, si bien la mayor cantidad es la del primero y no supera los 10.000 euros en medio año de trabajo.

Excluidas Burgos capital, Aranda de Duero y Miranda de Ebro, la alcaldesa que más cobró una vez constituidos los ayuntamientos -a falta de los datos de varios municipios grandes, como Medina de Pomar y Lerma- fue la de Quintanar de la Sierra, con 19.581 euros, seguida de cerca por la del Valle de Mena, 18.174, si bien en este caso sus emolumentos son inferiores a los de su antecesor en las urnas. Hay otros 9 políticos que superan los 10.000 euros en medio año, que son los de Belorado (14.328), Castrillo del Val (13.866), Villarcayo (13.638), Espinosa de los Monteros (13.179), Briviesca (12.240), Merindad de Montija (11.660), Melgar de Fernamental (11.412), Villagonzalo Pedernales (10.933) y Cardeñadijo (10.218). Por contra, medio centenar no llega ni a los 1.000 euros.

Las cantidades consignadas incluyen tanto las retribuciones propiamente dichas como las cantidades percibidas en concepto de asistencias a las reuniones de la corporación (no así las dietas por viajes, por ejemplo). 

El Ministerio de Política Territorial acompaña el listado de los sueldos con otro de aquellos alcaldes que no han remitido la información sobre sus emolumentos. Entre ellos están varios municipios de los más poblados de Burgos, como Medina de Pomar, Lerma, Quintanadueñas e Ibeas de Juarros, pero también otros como Fuentespina, Modúbar de la Emparedada, Tórtoles de Esgueva, Caleruega, Milagros, Merindad de Sotoscueva, Villahoz, San Mamés de Burgos, Quemada, Valle de Valdelaguna y Villamayor de los Montes. Todos ellos superan los 200 habitantes. Se encuentra en esta relación de ‘despistados’ Hontoria del Pinar, que envió los datos sin firma válida.