Los alimentos para familias en exclusión escasean

S.F.L.
-

Las existencias en Briviesca comienzan a menguar y el municipio estudia la fórmula para recolectar víveres y entregarlos los próximos días en 22 hogares

Agentes de la Policía Local y operarios municipales de Briviesca. - Foto: DB

El municipio de Briviesca ha experimentado un crecimiento del número de familias que se encuentran en riesgo de exclusión social desde que estallase la alerta sanitaria.  Sin embargo, la ciudad, que hasta ahora ha podido entregar alimentos a las personas con bajos recursos, puede que deje de continuar con la labor ya que solo dispone de víveres suficientes únicamente para esta semana. Ante la gravedad de la situación, el Consistorio estudia todas las posibilidades existentes para que nadie se quede sin comer. El equipo de gobierno local desconoce si podrán seguir acudiendo al Banco de Alimentos de Burgos, porque según les han comunicado desde Protección Civil, también escasean.
Casilda Martínez, la concejala de Bienestar Social y Sanidad y voluntaria junto a CEAS, Cruz Roja y Cáritas en la preparación de las bolsas de comida, declara que para estos días si que hay alimentos de sobra por lo que el reparto se ejecutará. «De cara a la próxima semana se irá viendo como lo gestionamos», manifiesta.
Las diferentes entidades trabajan para evitar una emergencia dentro de la crisis sanitaria y que no se incremente la marginalidad de algunos sectores de la población. Así, la Diputación entregó hace quince días comida a dos operarios municipales de la capital burebana para repartir entre los más necesitados, verdura, fruta o legumbres para 22 familias briviescanas. Del reparto se encargan los operarios municipales, que acercan a cada uno de los hogares el respectivo lote tratando de evitar de esta manera que las vecinos salgan de sus casas.
El Banco de Alimentos de Burgos recibió ayer un camión cargado con 10 toneladas de productos, parte de una donación realizada por Pastas Gallo en respuesta a la campaña ‘Ayúdanos a combatir el COVID-19’ con la que la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) quiere llamar la atención sobre las pocas reservas que quedan en ellos y la necesidad de reponer alimentos y recibir donaciones económicas que permitan adquirir productos que pronto se agotarán, como el aceite, la leche y los pescados en conservas.
POLICÍA LOCAL.

Los agentes de la Policía Local están siendo parte fundamental de este engranaje en Briviesca. Además de las funciones ordinarias, los agentes también se encargan de distribuir el material necesario para que los vecinos fabriquen mascarillas. Una vez terminadas, las recogen, las llevan a la clínica veterinaria Padilla a desinfectarlas y las distribuyen.