¿Qué pasa con San Juan del Monte?

R.C.G.
-

La fiesta aún no corre peligro aunque la Cofradía admite que ha dejado en el aire la contratación de algunos espectáculos hasta ver la evolución de la situación

¿Qué pasa con San Juan del Monte?

Las fiestas de San Juan del Monte no corren peligro... de momento. Las previsiones sanitarias apuntan a tener controlada la pandemia mucho antes de las fechas más esperadas por los mirandeses aunque llegados a este punto nadie se atreve a asegurar nada. Por ahora el coronavirus ya ha obligado a suspender la reunión de cuadrillas prevista para esta tarde y la Cofradía admite que ha dejado en punto muerto la contratación de algunos espectáculos hasta ver la evolución de los acontecimientos. "Creemos que no habrá problemas para esa época pero tampoco podemos pillarnos los dedos y meternos en un gasto que luego no podamos asumir", asegura el presidente, Álvaro de Gracia. El calendario interno que se fija la Cofradía suele establecer que a mediados de abril ya se tenga cerrado el programa para poder presentarlo a los cofrades y mandarlo a imprenta. Adelantar parte del mismo era uno de los objetivos de la reunión con las peñas que iba a tener lugar hoy en la Casa de Cultura pero que se ha tenido que aplazar porque el recinto está cerrado y porque las recomendaciones de las autoridades sanitarias piden evitar actos públicos en los que participen grupos numerosos de personas. Por una cuestión de responsabilidad acorde a la declaración de contención reforzada que vive la ciudad se ha decidido posponer el acto, en el que también estaba previsto anunciar las bases de los concursos y abrir la inscripción para participar en las actividades. Por ahora todo ha quedado aplazado. Tampoco tiene fecha fija la presentación de los carnés de cofrade, aunque se pide a las cuadrillas que comuniquen las variaciones que se produzcan en sus componentes para comenzar con la impresión y así poder entregarlos a principios de abril si se ha recuperado la normalidad en el control de la pandemia. La pregunta de qué va a pasar con San Juan era una de las que con insistencia se hacían ayer muchos mirandeses. Ahora mismo la atención está centrada en otras cuestiones más inminentes, pero la incertidumbre sobre cuanto tiempo se prolongarán las medidas preventivas hace inevitable que los sanjuaneros se planteen qué pasaría con las fiestas si la situación no mejora. En estos momentos nadie puede dar una respuesta definitiva aunque la previsión es que la alerta sanitaria esté bajo control mucho antes. La Cofradía ya tiene muy avanzado el programa de este año pero obviamente el coronavirus ha supuesto un contratiempo inesperado, que como en otros ámbitos, obliga a modificar los planes. Por suerte todavía queda margen de maniobra ya que restan casi tres meses para el Bombazo, por lo que se ha optado por la cautela a la hora de dejar en el aire algunos contratos que están apalabrados y que se cerrarán definitivamente en función del devenir de los acontecimientos. "Esperamos no tener que modificar nada y poder seguir con la idea inicial", asegura De Gracia, que este año vivirá su último San Juan como presidente, ya que tras cumplir su segundo mandato ha anunciado que no se presentará a la reelección. De esta forma se deberá convocar a nuevas elecciones, siendo septiembre el mes fijado para recibir las candidaturas. Actualmente, la Cofradía cuenta con más de 11.000 socios después del incremento experimentado en el último ejercicio aunque se requiere una edad mínima para ejercer el derecho a voto