scorecardresearch

Biden no prevé cierres ni confinamientos por la nueva variante

EFE
-

El presidente de EEUU asegura que se abordará el impacto de ómicron con rapidez pero sin caer en el caos y la confusión, basándose en una ampliación de la vacunación y en el refuerzo de test

El presidente estadounidense, Joe Biden. - Foto: EFE/Oliver Contreras

El presidente estadounidense, Joe Biden, presentará este jueves una "estrategia detallada" para combatir la pandemia del coronavirus este invierno sin "incluir cierres ni confinamientos", ante la preocupación generada por la nueva variante ómicron de la COVID-19. 
En un breve discurso desde la Casa Blanca, Biden indicó este lunes que visitará el jueves los Institutos Nacionales de Salud (NIH, en inglés), ubicados a las afueras de Washington y el principal centro médico de investigación pública en EEUU, para revelar el plan de su gobierno contra la COVID-19 en los meses de invierno. 
"Tenemos las mejores vacunas en el mundo, las mejores medicinas, los mejores científicos y estamos aprendiendo cada día y combatiremos esta variante con acciones científicas e informadas y rapidez, no con caos y confusión", remarcó. 
La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó en rueda de prensa minutos después que la estrategia que dará a conocer el presidente estará "basada en una ampliación de la vacunación, dosis de refuerzos y más test, entre otros" y "no en cierres y confinamientos". 
"Estamos en una situación mucho mejor que hace tres, hace seis meses y, ciertamente, mucho mejor que hace un año", agregó Psaki al referirse a que casi el 60% de la población de Estados Unidos está vacunada con la pauta completa. 
Por ello, la portavoz subrayó que "en este momento" los expertos no consideran "necesarias medidas adicionales" ante la variante ómicron, detectada por primera vez en Sudáfrica. 
A partir de este lunes, EEUU ha impuesto restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica y otros siete países del sur del continente africano.  
En Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia con más de 775.000 fallecidos, casi el 20 % de su población ha recibido además ya la dosis de refuerzo de los sueros disponibles. 
Canadá anunció este lunes la detección de dos casos confirmados de la variante ómicron del coronavirus en su territorio, que serían los dos primeros de los que se sabe en el continente americano.

 

EEUU urge a todos los adultos a ponerse el refuerzo

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) urgieron este lunes a todos los adultos a ponerse una dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 ante la nueva variante de esa enfermedad, denominada ómicron.

Antes de ómicron, los CDC recomendaban una dosis de refuerzo para todos los mayores de 50 años, y consideraban que aquellos entre 18 y 49 años podían ponérsela si así lo deseaban.

Ahora, sin embargo, EEUU ha endurecido su recomendación y pide a todos los adultos que se pongan otra dosis de la vacuna para reforzar su sistema inmune.

En concreto, los CDC aconsejan a los adultos recibir la tercera dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna una vez pasados seis meses desde que se les administrara la segunda.

En el caso del suero monodosis de Johnson & Johnson (Janssen), EEUU recomienda una dosis de refuerzo desde dos meses después del pinchazo inicial para todos los mayores de edad.

En un comunicado, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, consideró que la variante ómicron, identificada por primera vez en Sudáfrica, "enfatiza aún más la importancia de la vacunación, las dosis de refuerzo y los esfuerzos de prevención necesarios contra la COVID-19".

"Los primeros datos de Sudáfrica sugieren una mayor transmisibilidad de la variante ómicron y los científicos de EEUU y de todo el mundo están examinando urgentemente la eficacia de las vacunas con esa variante", manifestó Walensky.

Además, aprovechó para pedir "encarecidamente" a los 47 millones de adultos en EEUU que aún no están vacunados a que lo hagan lo "antes posible".

También animó a los estadounidenses a que se hagan pruebas de la COVID-19 si experimentan síntomas para poder detectar a la variante ómicron en el momento en el que llegue al país.

Hasta ahora, unos 196 millones de personas se han vacunado por completo en Estados Unidos, lo que representa el 59.1 % de toda la población, según los CDC.

La media de contagios diarios ha repuntado ligeramente en el país en las últimas semanas, y se encuentra ahora en 88.000 casos; mientras que la de fallecimientos mantiene su progresivo descenso, y está en torno 1.000.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de COVID-19 con más de 777.000 fallecidos desde el marzo de 2020.