UBUVerde celebra su primer Hidrogeodía

DB
-
UBUVerde celebra su primer Hidrogeodía

Participaron 56 personas, bajo la guía y dirección de Luis Marcos, hidrogeólogo y profesor de Química Ambiental en la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Burgos

Cincuenta y seis entusiastas de las aguas subterráneas y de la hidrogeología participaron en el primer HidroGeodía en Burgos, recorriendo el domingo pasado algunos de los lugares de interés hidrogeológico más significativos del entorno de la capital, de la mano de la Oficina Verde de la Universidad de Burgos (UBUverde).

El Hidrogeodía es una jornada de divulgación de la Hidrogeología y de la profesión del hidrogeólogo, con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, promocionada por el Grupo Español de la Asociación Internacional de Hidrogeólogos (AIH-GE) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) que se instituyó en 2017 y que este año 2019 ha celebrado su tercera edición con la realización de actividades en 20 provincias españolas y contando por vez primera con la participación de Burgos gracias a la iniciativa promovida por la UBU y a la entusiasta asistencia de casi sesenta aplicados interesados en el funcionamiento de las aguas subterráneas y de los acuíferos, así como para conocer las amenazas que se ciernen sobre ellas y las formas de gestionarlas de forma sostenible.

La jornada ha constado de actividades gratuitas, guiadas por hidrogeólogos y abiertas a todo tipo de público, sin importar sus conocimientos en la materia. El formato básico de la actividad suele ser organizar una excursión o itinerario hidrogeológico en el que puedan participar personas de todas las edades, visitando alguna zona que muestre el papel de las aguas subterráneas y la necesidad de aplicar técnicas hidrogeológicas para diagnosticar y corregir problemas o poner en valor algún hecho. Todos los detalles dependen de los organizadores locales, que deben intentar involucrar en la organización a las administraciones, instituciones y empresas relacionadas con las aguas subterráneas, explica la UBU en un comunicado.

UBUverde, en colaboración con el IGME, el Grupo Internacional de la Asociación Internacional de Hidrogeólogos y Aguas de Burgos, ha participado en esta 3ª Edición del Hidrogeodía, organizando una Excursión Ambiental bajo el título: “Lugares de interés Hidrogeológico del entorno de Burgos: Hidrogeodía 2019”, bajo la guía y dirección de Luis Marcos, hidrogeólogo y profesor de Química Ambiental en la Escuela Politécnica Superior de la UBU.

El objetivo de este HidroGeodía es dar a conocer las aguas subterráneas, su funcionamiento hidráulico, su quimismo, su vulnerabilidad a la contaminación y la sobreexplotación y su importancia para la sociedad y el medio ambiente en el entorno hidrogeológico de la ciudad de Burgos, a través del conocimiento de las formaciones acuíferas, los pozos, sondeos, descargas difusas, manantiales, ecosistemas vinculados y usos humanos de las mismas.

En este recorrido hidrogeológico por los principales acuíferos del entorno de Burgos, los 56 participantes conocieron el funcionamiento de los acuíferos aluviales cuaternarios sobre los que se asienta la ciudad de Burgos, su vulnerabilidad, la serie de materiales terciarios que rellenan la depresión del Duero y que constituyen la case de los acuíferos cuaternarios y la problemática causada por la disolución de yesos, con reasentamiento de edificaciones y grietas en construcciones en el barrio de Cortes, por efecto de la modificación del régimen de flujo de aguas subterráneas en el subsuelo de este barrio burgalés.

Se desplazaron también a Villaverde Peñahorada para conocer las particularidades de los acuíferos calcáreos del Cretácico marino karstificado, la composición química de sus manantiales, la amenaza de contaminación de sus aguas, así como los sondeos que Aguas de Burgos tiene en esta localidad. Posteriormente, viajaron a Hormaza para conocer el funcionamiento de los sondeos surgentes profundos, las  peculiaridades de sus aguas y su potencial geotermalismo.

El monte de Estépar, en un idílico entorno de encinares y quejigares, fue el lugar idóneo para conocer de primera mano el funcionamiento de la red de sondeos de control piezométrico y de la red de puntos de control de la calidad de las aguas subterráneas que la Confederación Hidrográfica del Duero tiene desplegada en todas las masas de agua de esta demarcación. Mazuelo de Muñó fue el punto final de este interesante itinerario hidrogeológico, donde su sondeo surgente sirvió para explicar el funcionamiento del flujo de aguas subterráneas en los acuíferos terciarios detríticos de edad miocena, explicar sus surgencias y analizar la evolución de su composición química.

Tras finalizar este recorrido, empapados de conocimiento hidrogeológico y de la belleza de una jornada al aire libre en la primavera rural castellana, según apunta el director de UBUVerde Luis Marcos, los participantes se comprometieron a seguir en 2020 con esta interesante iniciativa hídrica y ambiental.