Un astronauta, entre dos burgaleses en la Antártica

P.C.P.
-
Autoridades, científicos y militares posan junto a las banderas de la base Gabriel de Castilla.

El ministro Pedro Duque visita la base militar Gabriel de Castilla, que manda el comandante medinés Juan José Pereda, acompañado entre otros por el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, destacó ayer la importancia de la investigación antártica en su viaje al continente helado, en especial en lo referido al cambio climático. Duque recordó los más de treinta años de presencia científica española en la Antártica y reafirmó el compromiso de España con la investigación en ese lugar recóndito del planeta. El ministro presidió el acto de inauguración de la remodelación de la Base Juan Carlos I, que ha permitido duplicar su capacidad y aumentar el espacio disponible de laboratorios y zonas comunes tras 10 años de obras y 16 millones de financiación, aportados por el Ministerio (13 millones) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Posteriormente, se desplazó a la isla Decepción donde se encuentra la Base Antártica Española Gabriel de Castilla, con el comandante de Medina de Pomar Juan José Pereda al frente. Visitó las instalaciones acompañado por el secretario de Estado de Defensa, el también burgalés Ángel Olivares, y el general Francisco Javier Varela Salas, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), y tuvo ocasión de conocer los proyectos de investigación que se están desarrollan, entre los que se encuentra uno de la Universidad de Burgos sobre la actividad sísmica.
Sobre el terreno, Duque destacó la valiosa aportación de la comunidad científica española a la investigación antártica, que ha situado a España entre los diez primeros países del mundo en producción científica en esta área y agradeció la labor de la Agencia Estatal de Investigación, la Armada, el Ejército de Tierra y el CSIC para el desarrollo de la Campaña Antártica Española, bajo la coordinación del Comité Polar Español.
La Base Antártica Española Juan Carlos I, inaugurada en enero de 1988 y gestionada por la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, es fundamental para poder desarrollar las actividades y los proyectos de investigación científica que se realizan en esa zona remota del planeta durante la Campaña Antártica Española. La base está situada en la Península Hurd de la Isla Livingston, en el archipiélago de las Shetland del Sur, y gracias a la remodelación cuenta con más de 2.150 nuevos metros cuadrados repartidos en el módulo de habitabilidad (dormitorios, administración, cocina, comedor y despensas), módulo de laboratorios (química, biología, electrónica, meteorología, óptica, entre otros) y módulo de servicio (generadores eléctricos, taller de vehículos y almacenes). En esta base se están realizando siete proyectos de investigación que abarcan disciplinas tan diversas como el régimen térmico del permafrost, la actividad geomagnética e ionosférica o la evolución glaciar.
El ministro llegó a la BAE Juan Carlos I a bordo del BIO Hespérides, gestionado por La Armada, donde fue informado de los proyectos que están llevando a cabo los científicos. Ha tenido ocasión de conocer en profundidad el proyecto MICROAIRPOLAR, que pretende desentrañar la capacidad de dispersión de los microorganismos en zonas polares; el proyecto PINGUIFOR, que estudia la incesante actividad de los pingüinos en el mar; PI-ICE, un ambicioso proyecto sobre interacciones polares en el clima y la ecología, o Galileo-IHM4, proyecto que valida la señal recibida de la constelación de satélites europeos Galileo.
Posteriormente, Duque navegó hasta Isla Decepción, donde se encuentra la Base Antártica Española ‘Gabriel de Castilla’, gestionada por el Ejército de Tierra, donde visitó las instalaciones y tuvo ocasión de conocer los proyectos de investigación que se están desarrollando en la base y su entorno entre los que se encuentran la vigilancia volcánica de la isla o la presencia y distribución de organismos invasores.

 

CAMPAÑA 2018-19

La Campaña Antártica Española desarrolla 24 proyectos de investigación, de los que 18 están financiados por la Agencia Estatal de Investigación, uno por la Agencia Estatal de Meteorología, otro por el Instituto Hidrográfico de la Marina y cuatro que son series históricas. Además, las instalaciones científicas españolas están dando apoyo a proyectos de Colombia, Reino Unido, Chile, Noruega, Brasil y Portugal.
La Campaña Antártica Española constituye un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+I, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación. El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades financia la operación y mantenimiento de los buques ‘Hespérides’ y ‘Sarmiento de Gamboa’, así como los gastos asociados a la logística general de la campaña, y colabora en los gastos de las bases antárticas españolas Gabriel de Castilla y Juan Carlos I. Por su parte, la Agencia Estatal de Investigación financia la mayoría de los proyectos de investigación, informa el Ministerio de Ciencia, innovación y Universidades en un comunicado de prensa.
A través del Comité Polar Español se coordinan las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las campañas. Las entidades participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que gestiona el Sarmiento de Gamboa y la BAE Juan Carlos I en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la BAE Gabriel de Castilla en la Isla Decepción y la Armada, que opera el BIO Hespérides. Tanto ambos buques como las bases antárticas forman parte del mapa español de Infraestructuras Científicas y Tecnológicas Singulares (ICTS), instalaciones, recursos o servicios excepcionales en su género, con un coste de inversión, mantenimiento y operación muy elevado y cuya importancia y carácter estratégico justifica su disponibilidad para el conjunto de la comunidad española de I+D+I.
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades encabeza la delegación española que ha viajado a la Antártida en reconocimiento a las extraordinarias tareas que realizan los investigadores españoles en el continente helado, compuesta por el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, el secretario general de Coordinación de Política Científica, Rafael Rodrigo, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general del Ejército Francisco Javier Varela, el embajador de España en Chile, Enrique Ojeda, y la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez.

Duque y Pereda pasean con los trajes especiales que les protegen de las temperaturas extremas. Luis Bobi
Duque y Pereda pasean con los trajes especiales que les protegen de las temperaturas extremas. - Foto: Luis Bobi
El ministro y el comandante Juan José Pereda (d.), con la bandera española y el logotipo de la Misión Antártica del Ejército de Tierra.
El ministro y el comandante Juan José Pereda (d.), con la bandera española y el logotipo de la Misión Antártica del Ejército de Tierra.
Los 13 militares del contigente, con Olivares, el JEME y el ministro.
Los 13 militares del contigente, con Olivares, el JEME y el ministro.