Malestar en Caja de Burgos por el control de seguridad al acceder a la Casa del Cordón

G. Arce / Burgos
-

Los consejeros generales y los empleados de la Obra Social deben identificarse y entrar acompañados a las dependencias de la sede

La Obra Social de Caja de Burgos ocupa parte de la primera planta de la Casa del Cordón. - Foto: Alberto Rodrigo

El reforzamiento de la seguridad en la Casa del Cordón ha provocado los primeros roces en la convivencia entre Caja de Burgos y CaixaBank y un creciente malestar entre consejeros de la antigua Caja y personal vinculado a su Obra Social, que deben identificarse y acceder acompañados a la primera planta del histórico edificio, donde se encuentran los despachos de dirección, la sala del Consejo y la zona de oficinas cedida por CaixaBank, propietaria del inmueble, a Caja de Burgos.
Desde la dirección de la Caja se asegura que no ha habido una queja formal por este asunto y desde CaixaBank se insiste en que no ha sido tratado en ninguna de las reuniones de coordinación entre ambas partes. No obstante, para evitar los inconvenientes que está causando el nuevo cordón de seguridad y a la espera de que se instale un sistema de tornos, se ha trasladado a CaixaBank un listado con los nombres de los visitantes habituales a Caja de Burgos; los mismos que desde hace unas semanas, tras identificarse ante los agentes, deben esperar a que un trabajador de la Obra Social baje a buscarles para acompañarles a su mesa de trabajo, lo que es considerado como un incordio que dificulta el trabajo y afecta a la buena imagen de la Obra Social.  
Este mismo procedimiento se sigue con los consejeros, que ya han planteado en algunos casos una queja ante la dirección de Caja de Burgos por lo que consideran un «bloqueo» de acceso a unas dependencias sobre las que tienen derecho de uso. Incluso han llegado a barajar la posibilidad de reabrir algún acceso directo a la primer planta independiente de los accesos a la zona de CaixaBank, proyecto que se habría descartado por la complejidad del mismo y por la necesidad de contratar a dos personas para vigilancia.
En la Casa del Cordón, sede de la Dirección Territorial de Castilla y León y Asturias de CaixaBank, Caja de Burgos tienen cedidos en torno a mil metros cuadrados de la primera planta y la explotación del salón de actos y las salas de exposiciones.