Esperas de una hora en el primer día para renovar el DNI

F.L.D.
-

Pese a los esfuerzos de la Comisaría, los tres meses de inactividad han provocado un aluvión de citas para esta semana

A pesar de las colas, las persons que acudieron a expedir un nuevo carné se lo tomaban con tranquilidad. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El camino hacia la normalidad es lento y eso implica tener que los ciudadanos tengan que esperar cada vez que realizan un trámite. Más aún, si se está arrancando. En las últimas semanas nos hemos ido acostumbrando a ver colas en los edificios públicos, bien sean sanitarios o administrativos. Ayer le tocó el turno a la Comisaría Provincial, que inició  la expedición y renovación de pasaporte y documento nacional de identidad después de tres meses de inactividad. La semana pasada se habilitó la plataforma de internet para solicitar cita previa, requisito imprescindible, y en poco tiempo se produjo un aluvión que durará unos  días. A pesar de los esfuerzos de la Policía Nacional por dar respuesta a la demanda, no pudieron evitar que se concentraran a las puertas decenas de personas, algunas de ellas durante más de una hora.
Antes de la llegada del virus, la contratación de personal fue clave para conseguir estar al día con las citas para renovar el DNI. Se daba la circunstancia de que hasta hace aproximadamente un año y medio costaba una espera de meses poder cumplir el trámite y no eran pocos los que decidían ir a otras localidades, como Miranda o Aranda, o incluso a otras provincias. Con la cuestión más que resuelta hizo acto de aparición el virus, que obligó a cerrar las instalaciones salvo casos muy urgentes. El Gobierno concedió, no obstante, un plazo de un año para todos aquellos a los que se les caducó el carné durante la cuarentena para poder actualizarlo.
A sabiendas de que en la desescalada, y tras un largo periodo de inactividad, podría haber una alta demanda, la Comisaría trazó, con instrucciones de Madrid, un plan de respuesta a todos los burgaleses que acudieran en estos primeros días. Según explica la jefa del equipo del DNIy pasaporte, Purficación García, se han habilitado turnos de 12 minutos para poder expedir cinco documentos. Todo ello habiendo solicitado cita previa, salvo en casos urgentes. Por el momento, se han incorporado seis trabajadores, la mitad de los que normalmente se dedican a estas labores, aunque está previsto que el resto lo haga la próxima semana.
Los horarios también se han ampliado en estos primeros días en una hora (de 8.30 a 15.00 horas) de cara a paliar el tiempo que se pierde en la desinfección de bolígrafos, mesas y sensores de huellas. La Policía Nacional está pidiendo a los ciudadanos que sean puntuales y ha establecido un protocolo para evitar la concentración de personas en el edificio de cara a mantener la distancia social. «Tienen que venir con mascarilla. Está habilitada una puerta de entrada y otra de salida. Se respetan los espacios», explica García. Por otro lado, todo aquel ciudadano que acuda debe llevar el importe exacto, 12 euros en el caso del DNIy 30 en el del pasaporte.

[más información en la edición impresa]