La inversión en parques infantiles roza los 400.000 euros

R.C.G.
-

Este es el dinero destinado en toda la legislatura, con el que se ha sustituido arena por caucho, se han colocado columpios para niños con movilidad reducida y se techó el del parque Antonio Machado.

La inversión en parques infantiles roza los 400.000 euros

La mejora progresiva de las zonas de juego infantiles era uno de los compromisos electorales asumidos por el PSOE para la presente legislatura. Hasta la fecha se han invertido ya más de 300.000 euros en renovar columpios y superficies de los parques, cifra a la que en este ejercicio se sumarán otros 60.000 euros, que están presupuestados para el que está en la urbanización de Fuentecaliente, pero además, hay otra cantidad que aún queda por determinarse y se destinará a Las Matillas, aunque en este caso la obra todavía no tiene partida asignada ya que se esperará al dinero del remanente del anterior ejercicio para poder ejecutarla. 
La actuación más destacada, por el importe y también por la polémica que suscitó en su momento, ha sido la cubierta de la zona de juegos ubicados en el parque Antonio Machado, donde se gastaron 182.000 euros para que la instalación pueda usarse durante todo el año sin depender de la climatología. A pesar de las críticas generadas porque se entendía que la estructura rompía con la estética, la inversión es una realidad fruto del acuerdo con Miranda Puede y es el parque que más usuarios tiene de toda la ciudad. 
La reforma fue acometida durante 2017, ejercicio en el que también se procedió a sustituir la arena por caucho en las zonas de recreo infantil como las ubicadas en el Gregorio Marañón, la barriada Primero de Mayo y la pedanía de Suzana. La instalación de este material responde a criterios de seguridad, ya que es una superficie blanda que amortigua mejor que la arena y reduce el riesgo de lesiones en caso de caídas. Además es más limpia y drena más rápido, por lo que en época de lluvias se evita que se forme barro. Un cúmulo de ventajas que ha impulsado al Ayuntamiento a colocar este material de forma paulatina. 
Este ejercicio fue el que tuvo una mayor actividad para este cometido y en el año pasado tan solo se actuó en un punto. En 2018 el dinero municipal se destinó a la mejora del parque Miguel Delibes, aunque en este caso se tuvo una peculiaridad, puesto que se habilitó una zona con juegos para menores con movilidad reducida. Un espacio del que carecía la ciudad y que también era un compromiso presente en el programa electoral socialista. 
La elección de dicho recinto estuvo motivada por su proximidad con el colegio de La Charca, al que acuden niños con problemas motrices, su ubicación céntrica y la gran superficie disponible. En él se tenía previsto una inversión de 35.000 euros, aunque finalmente con las ofertas de las empresas se quedó en 29.307 euros. Eso sí solo se cambió el caucho por la arena en una parte del parque, la otra justo al lado, sigue como estaba.
Para los presupuestos del último año de legislatura, el equipo de gobierno ha incluido la reforma de la zona de columpios de la urbanización de Fuentecaliente, unos trabajos para los que se reservan 60.000 euros. No obstante, y debido a los plazos que tiene que cumplir la administración pública para la contratación de obras, las mismas no se iniciarán antes de las elecciones ya que aún debe sacarse a licitación el contrato para que las empresas presenten sus ofertas, pero la partida quedará comprometida para la corporación que asuma la responsabilidad de gobierno tras el paso por las urnas. 
Además la alcaldesa ha adelantado a través de las redes sociales, en respuesta a las quejas de algunos vecinos, que con el dinero de remanente se espera acometer la mejora en el barrio de Las Matillas. De esta forma quedarían por sustituir la arena por caucho en la zona de recreo del Antonio Cabezón, en barrios periféricos como El Crucero o en la zona de juego del Polideportivo.