Críticos de Cs no quieren a Marañón en la junta directiva

J.M.
-
Críticos de Cs no quieren a Marañón en la junta directiva - Foto: Luis López Araico

4 de los 7 miembros de la Agrupación Local de Burgos exigen a la Comisión de Garantías que no se admita al concejal

La Junta Directiva de la Agrupación de Cs en la capital burgalesa vive momentos de tensión. La división es absoluta y la última prueba ha sido la negativa de 4 de sus 7 integrantes a que el líder de la formación naranja y hasta el pasado 15 de junio candidato a la Alcaldía de la capital, Vicente Marañón, se integre en la máximo órgano de decisión del partido a nivel local.
Las tensiones se avivaron tras la convocatoria de una reunión de la junta directiva a la que únicamente acudieron 3 de los 7 integrantes. Precisamente, los afines a Marañón y al aparato que ahora manda en el partido. Es decir, el coordinador de dicha Agrupación, José Luis Acquaroni, la secretaria de este órgano y concejala en el Ayuntamiento de la capital, Rosa Niño, y David Hernando.
Era en ese encuentro cuando se quería que Marañón se incorporara a la junta directiva bajo la figura de lo que se denomina enlace municipal. Es decir, que sea integrante de la misma como en su día lo fue Gloria Bañeres (ya fuera de este órgano). Pero la falta de quorum en la reunión (deben asistir para que sea válida la mitad más uno de los miembros) hizo que se anulara. Y lo que se hizo entonces fue propiciar otro encuentro para este jueves, en este caso telemático, en el que el bloque crítico (4 de 7) expresó que no aceptaba la incorporación de Marañón.
Pero si los críticos no aceptan a Marañón dentro del organigrama, para lo que defienden que son mayoría, los otros 3 dirigentes hacen una interpretación muy distinta del Reglamento de Organización del partido al asegurar que la junta directiva no tiene capacidad de decisión, sino que tiene que aceptar la propuesta que le haga el Grupo Municipal en el Ayuntamiento. Que, a su juicio, es soberano en la decisión.
El pulso entre las dos facciones se ha puesto en evidencia y ha derivado en que los 4 miembros de la junta directiva que no aceptan a Marañón (David Hernando, Rodrigo Ibeas, Álvaro Sánchez y Sonia Lomas) han enviado un escrito a la Comisión de Garantías del partido para que medie en el conflicto.
En el escrito se apoyan para defender su posición de apartar a Marañón en que el artículo 50.8 del Reglamento de Organización del partido establece que formará parte de la junta directiva un «enlace» del Ayuntamiento (un concejal). Y que este será «propuesto por el grupo municipal». Eso sí, acto seguido añade que «en todo caso» el nombramiento deberá ser «acordado con la junta directiva de la agrupación» y también «en todo caso» por la Secretaría de Organización.
La importancia de la entrada o no de Marañón se antoja clave para que se produzca, o no, un reequilibrio o un vuelco al poder que existe ahora en la junta directiva. Pero lo que evidencia también es la una ruptura ya que un bloque dentro de Cs no comulga con quien es el líder de la formación naranja en el Ayuntamiento.
En el escrito enviado a la Comisión de Garantías se menciona también a la secretaria de la Agrupación y concejala de Cs en el Ayuntamiento, a quienes los críticos consideran como el «enlace» en la junta directiva y sobre quien piden que deje de ser secretaria por su «falta de objetividad» en la redacción de actas.
La herida está abierta.