La región se desacelera y no mantendrá el millón de ocupados

David Alonso
-

Un informe de Unicaja Banco prevé un crecimiento del PIBdel 2,2 por ciento en 2019, siete décimas menos que el año pasado, arrastrado por el campo

CyL se desacelerará y no mantendrá el millón de ocupados

Castilla y León no será inmune a la desaceleración económica y, a pesar de registrar un muy buen primer trimestre, cerrará el año con un crecimiento delPIBmenor al del año pasado. En concreto, la Comunidad repuntará un 2,2 por ciento en 2019, siete décimas menos que el año pasado, arrastrada por otro mal año agrario, que incluso registrará un crecimiento negativo a causa de la sequía. Unas previsiones nada optimistas presentadas ayer en el informe ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ relativas al primer trimestre del año de Unicaja Banco, y que sitúan a la región en la misma tasa de crecimiento de España, aunque con grandes distorsiones entre las provincias de la Comunidad.  
«El retroceso en el sector agrario se debe a que en el año 2018 experimentó una tasa de crecimiento superior al 10 por ciento», explicóFelisa Becerra, de Analistas Económicos de Andalucía, que indicó que el resto de sectores experimentarán un crecimiento comprendido entre el 0,8 por ciento de la industria y el 2,8 por ciento del sector servicios. De esta forma, los servicios volverán a tirar del carro económico regional, seguida del sector del ladrillo (2,4 por ciento), y la industria, que seguirá ralentizando su crecimiento, y ya se encuentra por debajo del uno por ciento. 
Desde la perspectiva de la demanda, se prevé que el consumo de los hogares crezca un 2,3 por ciento, ralentizándose también el crecimiento de la inversión, si bien registrando un repunte del 3,2 por ciento. Por su parte, el avance del gasto en consumo de las administraciones públicas se situaría en el 1,4 por ciento, informa Ical.
De terminar así el año, otras previsiones de instituciones económicas sitúan el avance delPIB autonómico de este año entre el 1,7 y el 2,2 por ciento, sería el peor año del último lustro —empatando con 2106—, y la segunda peor tasa de crecimiento desde el inicio de la recuperación económica en 2014.
Empleo

En lo que respecta al mercado de trabajo, según Unicaja Banco, Castilla y León no logrará mantener al cierre del año el millón de ocupados, a pesar del crecimiento positivo del número de trabajadores. Una cifra que fue uno de los objetivos de legislatura del expresidente de la Junta,JuanVicente Herrera, y que esta semana también se marcó el titular de Empleo,GermánBarrios. Según el informe, la región terminará el año con 996.400 ocupados, un 1,4 por ciento más que en 2018, aunque por debajo de la mejora nacional (2,1 por ciento).
Por sectores, los incrementos los lidera el sector servicios (1,8 por ciento), muy por delante de la construcción(0,6%), el sector agrario(0,5%) y la industria (0,3 por ciento). Por su parte, el número de parados disminuirá una 15,6 por ciento, reduciéndose la tasa de paro en 1,8 puntos porcentuales en el promedio del año, hasta situarse en el 10,3 por ciento (13,7 por ciento en España).


Las más vistas