La Junta mejora los quirófanos por problemas de bacterias

R.C.G.
-
La Junta mejora los quirófanos por problemas de bacterias - Foto: Ruth Laguna

Acometerá el sellado urgente de las ventanas y en una segunda fase de obras se invertirán 200.000 euros en nuevas puertas y cambiar el sistema de climatización

La Junta va a acometer una mejora inmediata del aislamiento de los quirófanos del Santiago Apóstol. El objetivo es poner fin a los problemas generados por la presencia de bacterias que han obligado a cerrar las instalaciones en más de una ocasión durante los últimos meses. 
Como medida más urgente se  procederá al sellado con silicona de las ventanas y cajones de las persianas, al entender que son puntos potenciales de riesgo para la entrada de microorganismos. Además se pintarán las paredes con un material especial. Estos trabajos son prioritarios por lo que ya se ha contactado con diferentes empresas para que faciliten presupuestos, con la idea de acometer la actuación con la máxima celeridad, al ser posible durante uno de los próximos fines de semana para no alterar las jornadas de operaciones programadas. 
El hospital comarcal hace tiempo que necesita una inversión para mejorar su equipamiento de cara a evitar los contratiempos generados por la contaminación, sobre todo después de que en los controles rutinarios de los últimos meses se detectara la presencia de bacterias, obligando a activar un protocolo de limpieza y a clausurar durante varios días los tres quirófanos, aunque el hospital cuenta con un espacio similar en otra área que se destina habitualmente para cesáreas pero que se puede emplear en caso de urgencia.  
Con esta primera intervención en ventanas y persianas, «creemos que ya se solucionará definitivamente el problema», asegura el delegado territorial Baudilio Fernández- Mardomingo, «pero queremos acometer una mejora más profunda». Por eso desde la Junta se contempla una segunda fase de las obras en la que se realizará una sectorización de las salas de operaciones con puertas automáticas, proyecto para el que hay prevista una  inversión que rondará los 200.000 euros. Por último se cambiará el sistema de climatización del espacio. 
preocupación. El problema de la aparición de bacterias en los quirófanos es uno de los peligros ante los que hay que extremar las precauciones debido a que puede afectar a los pacientes que son intervenidos y generar infecciones. Por este motivo estas zonas, que deben estar correctamente esterilizadas, se vigilan de manera periódica y se busca que tengan el mejor aislamiento posible, evitando así que entren microorganismos. 
En el caso del Santiago Apóstol es necesario acometer una reforma del equipamiento, por lo que de manera prioritaria se va a sellar las ventanas y persianas, aunque con más tiempo se cambiarán también las puertas y la ventilación con el objetivo de subsanar un problema que preocupaba a los responsables del centro hospitalario.