El catálogo del tesoro verde

F. Trespaderne
-
El catálogo del tesoro verde

La Fundación Oxígeno clasifica los 111 árboles más singulares de la provincia tras estudiar un millar. La obra, con financiación de la Junta y la Diputación, además de una ficha de cada uno de los ejemplares, recoge 9 rutas para facilitar su visita

Realizar un catálogo de árboles singulares en una provincia como esta, que destaca por su valores naturales, no es una tarea fácil y de ello pueden dar fe los muchos autores que han participado en el equipo que, coordinado por la Fundación Oxígeno, han seleccionado entre casi un millar de ejemplares los que considera 111 árboles más singulares, atendiendo a varios criterios, como su belleza, envergadura, historia, usos o biodiversidad.

Este catálogo de árboles singulares de la provincia, que ha sido financiado por la Junta y la Diputación, es fruto del trabajo y estudio durante muchos años de numerosas personas, «que han encontrado, seleccionado, medido, fotografiado y analizado casi mil referencias de imponentes árboles... y seguimos encontrando más», señala en el prólogo de la obra Roberto Lozano, de la Fundación Oxígeno, organización que el viernes presentará en sociedad este trabajo de 198 páginas y que hoy conocerán los diputados provinciales en la comisión informativa de Agricultura y Medio Ambiente, cuyo servicio fue el encargado de gestionar y adjudicar la realización de este catálogo, una de las asignaturas que tenía pendiente esta provincia que destaca por sus valores naturales, su diversidad biológica, ambiental, paisajística y climática.

Reflejo de esta diversidad, señalan en el catálogo, es la existencia de numerosos árboles singulares (entendiendo como tales aquellos ejemplares peculiares con unas características extraordinarias de rareza, porte, edad, o significado histórico, cultural o científico) cuyo carácter simbólico para los habitantes del medio rural está en muchos casos asociado a sus costumbres, fiestas y tradiciones. Cada pueblo cuenta, sin duda, con un árbol singular por lo que los autores de este magnífico catálogo piden que «nadie se moleste porque no parezca el del suyo».
fichas y rutas. De cada uno de esos 111 ejemplares seleccionados en este catálogo, que también pretende ser una guía de viaje, se incluye una fotografía con una detallada ficha con sus características,  altura, perímetro y copa, además de la localidad en la que se encuentra, coordenadas, entorno y forma de acceder a él. Esta publicación, apunta los autores, «es una invitación a ir en su busca» y por eso también incluye nueve rutas o recorrido para poder visitarlos.

Además del de concienciar a la sociedad sobre el valor de estos árboles singulares, este catálogo tiene como objetivo la divulgación de los mismos, «que es fundamental para Diputación, ya que muchas veces, debido a su dispersión por el territorio, su conocimiento tiene un carácter meramente local», señala en la presentación de la obra el presidente de la institución, César Rico, quien recuerda que durante los últimos años, desde la institución se ha trabajado en la elaboración de esta publicación «con la desinteresada colaboración de numerosas personas y responsables municipales, y con la financiación de la Junta de Castilla y León dentro de su II Estrategia de Educación Ambiental 2016-2020».

Para Rico, una vez editada la obra, «es necesario poner esta información a disposición de la ciudadanía, con la convicción de que solo desde el conocimiento y divulgación de este patrimonio natural, que es al mismo tiempo patrimonio histórico y cultural, podremos sensibilizarnos de la importancia de respetarlo y conservarlo».
Además, Rico apunta que con este catálogo se pretende facilitar a las mancomunidades, ayuntamientos y entidades locales menores un recurso para poner en valor su riqueza y fomentar su propio desarrollo bajo criterios de sostenibilidad, intentando favorecer la protección de estos 111 árboles singulares.