El proyecto ganador de La Cava plantea un espacio vacío multiusos

J.C.O. / Roa de Duero
-

Se trata de una propuesta claramente contemporánea que, con una intervención de mínimos, pasa por mantener el área sin geometrías ajenas donde poder alojar multitud de actividades

El parque de La Cava es un amplio y céntrico espacio de 6.800 metros cuadrados que está infrautilizado y se encuentra bastante degradado. - Foto: DB

 
El proyecto bautizado como Rauda, diseñado por los arquitectos vallisoletanos Saúl Alonso Pérez y Andrés Carretero Mieres, se ha proclamado vencedor del concurso de ideas convocado el pasado 13 de mayo por el Ayuntamiento de Roa de Duero  para llevar a cabo la ordenación del espacio del parque de La Cava, con integración y adaptación del antiguo pabellón polideportivo con la finalidad de servir de zona lúdica para actividades musicales -verbenas-, actividades culturales, zona infantil, espacio de deportes, mercado semanal y zona de paso de los encierros.
Entre los 15 trabajos presentados a la convocatoria procedentes de diferentes puntos del país, el jurado técnico designado, que se reunió el pasado  día 25 de septiembre, presidido por la alcaldesa raudense, Carmen Miravalles, se decantó por la propuesta de estos dos arquitectos pucelanos valorando especialmente el entendimiento de La Cava de Roa desde su origen como espacio vacío extramuros, fruto de la desecación de una laguna y la posterior ocupación por equipamientos como la plaza de toros, el frontón y el actual polideportivo. Así se ha destacado la coherencia de la actitud del proyecto de mantener el espacio como lugar casi vacío, sin incorporación de geometrías ajenas, donde poder alojar multitud de actividades.
También se ha tenido en consideración la puesta en valor de elementos patrimoniales como la recuperación del antiguo pilón o la liberación de tramos de muralla consecuencia de la eliminación de los cerramientos del polideportivo, «y el carácter sostenible de una intervención de mínimos, claramente contemporánea, que consigue objetivos con muy pocos recursos y que por tanto precisa de una inversión menor que en otras propuestas».
El trabajo vencedor recibirá un premio de 3.000 euros y otorga a sus autores, en el caso de que se opte por desarrollar esta actuación, el derecho a la realización del proyecto ganador, con  una retribución del 3% del presupuesto de ejecución material por la redacción del proyecto y un 2% sobre la misa cantidad por la dirección facultativa y la coordinación  de seguridad y salud. Los 3.000 euros tienen el carácter de adelanto por los honorarios facultativos de redacción del proyecto de ejecución de obra.
El segundo premio, dotado con 2.000 euros, ha recaído en  el proyecto denominado Visible, redactado por Noa González Cabrera y Estudio González Arquitectos SLP, y el tercero en  Integración, de  Antonio López Sánchez, que recibirá  1.000 euros. Además el jurado ha otorgado dos accésits a otras dos ideas que han destacado por su originalidad y calidad: el proyecto  A parte Murum redactado por Ibón Pascual Arechavaleta y Javier Sedano Ruiz, y el denominado  “dCaA”, obra del equipo de MIMIC Estudio.
Los trabajos presentados se exhibirán próximamente en la Sala de Exposiciones del Centro Cívico Villa de Roa para que todos los raudenses puedan conocer las propuestas realizadas.