Aranda, piloto para la realidad aumentada de Google Maps

A. del Campo
-
La iglesia de Santa María de Aranda, vista a través de la realidad aumentada de maps. - Foto: DB

Desarrolladores locales trabajan desde hace meses en este nuevo sistema proyectado desde Silicon Valley y que superpone indicaciones al mundo real visto desde el móvil

Normalmente los grandes avances de Silicon Valley (área donde se concentran la mayoría de grandes empresas tecnológicas del mundo) se prueban en importantes capitales, pero también hay excepciones, pequeñas urbes que son elegidas por alguna singularidad. La penúltima de estas excepciones es Aranda. La villa es una de las ciudades piloto en las que se está testando el nuevo servicio de realidad aumentada que incorporarán las aplicaciones de maps (tanto de Google como de Apple). Se trata de un sistema que utiliza la cámara del teléfono móvil para grabar la calle y superponer a la imagen en tiempo real indicaciones, comentarios y demás elementos que ofrecen las apps de geolocalización y que han desplazado al GPS.

Javier Marqués y Merche Abad (gestores de la web atencionalconsumidor.com) son los dos desarrolladores arandinos con los que se pusieron en contacto los gigantes de Silicon Valley para que probaran la realidad aumentada en las calles castellanas. Llevan trabajando con la versión Alpha de la tecnología tres o cuatro meses y ya se puede ver a través de las pantallas de sus móviles como en los Jardines de Don Diego o en plena calle Isilla aparecen indicaciones mientras los vecinos pasean como cualquier otro día.

Este sistema se está testando de forma paralela en otras ciudades, sobre todo capitales, y Aranda se ha colado en el casting por ser «un núcleo compacto y muy interesante al albergar muchos puntos de atención en un espacio muy pequeño», explica Javier Marqués. Por eso, los desarrolladores locales se están centrando en enseñar la parte histórica de la villa y así las imágenes de los monumentos están llegando directamente a las grandes empresas tecnológicas. Algo que consideran una promoción global para la capital ribereña.

Otra de las funciones que aporta esta nueva herramienta es la social. Javier Marqués habla de «una ayuda» para las personas con discapacidad visual o motriz ya que «a través de la cámara del móvil se analiza el entorno, se sabe si hay una iglesia, un semáforo, pasa un coche...». Aunque de momento no hay una fecha de lanzamiento, el desarrollador arandino calcula que la realidad aumentada podría estar en funcionamiento «en unos meses». Y es que se trata de un sistema prioritario para dos de las grandes compañías de Silicon Valley como Apple y Google. Dos gigantes que están de prueba en la villa.