Las diputaciones de Soria y Burgos, en busca de soluciones para Pinares

Belen Antón / Navaleno
-

El Ayuntamiento de Navaleno acogió ayer una reunión política y técnica para explorar iniciativas que atajen la pérdida de empleo y de población que sufre esta comarca

Alcaldes y presidentes de las diputaciones de Soria y Burgos, en la reunión de ayer en Navaleno. - Foto: Azúa


Las diputaciones de Burgos y de Soria elaborarán de manera conjunta un documento que contemplará una serie de prácticas realistas y que servirá de hoja de ruta para garantizar el futuro de la comarca de Pinares, formada por pueblos de ambas provincias. Este es el acuerdo al que se llegó ayer durante una reunión que tuvo lugar en el Ayuntamiento de la localidad soriana de Navaleno y a la que asistieron el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, el de la Diputación de Soria, Antonio Pardo, y una comisión formada por un grupo de alcaldes de la comarca que representan a una treintena de municipios y que han creado una plataforma para tratar de salvar la grave situación económica e industrial de la zona.
Está previsto que a partir del próximo lunes haya una nueva reunión, en este caso con la presencia de dos o tres técnicos de cada una de las diputaciones y a la que también se convocará a algunos empresarios y a la comisión de alcaldes. En ella se tratará de dar forma a un documento que como señaló Antonio Pardo, marcará hacía dónde hay que ir. «Hay que buscar nuevos planteamientos de futuro. Tiene que ser un documento pragmático, no vender humo, sino que contenga actuaciones que se puedan cumplir. Será duro y complicado pero trataremos de impulsar y de abrir puertas a esta comarca», señaló.
Entre estos planteamientos de futuro se encuentran, según afirmaron tras la reunión, aprovechar los recursos tanto naturales como humanos que existen en la comarca y dar un giro hacia aspectos como potenciar el turismo y sacar beneficio de la biomasa. «Tenemos una excesiva dependencia de una forma de producir y del bosque, y eso se nos ha vuelto en contra. Tenemos que encontrar unas alternativas para poder seguir viviendo de él y evitar que nuestros municipios pierdan población, que es lo que está sucediendo en la actualidad», comentó Paulino Herrero, alcalde de Navaleno.
Por su parte, César Rico, presidente de la Diputación de Burgos, señaló que una vez elaborada esa hoja de ruta las corporaciones irán en busca de reivindicaciones para poder actuar ya: «La degradación laboral de esta zona exige una respuesta rápida y ágil, no va a haber milagros, pero sí se tratará de poner herramientas que ayuden y eso lo haremos caminando juntos», afirmó.
Previsiblemente este documento estará elaborado para el próximo mes de enero y de él se espera, en parte, que ayude a frenar la despoblación de esta comarca de Pinares, formada por 20.000 personas y que durante los últimos años ha perdido hasta un 10% de vecinos, fruto del desempleo. Además de los presidentes de las diputaciones, estuvieron en la reunión los alcaldes de Quintanar, Canicosa, Salas de los Infantes y Hontoria del Pinar por la parte burgalesa, y Navaleno, San Leonardo de Yagüe, Espeja de San Marcelino y Cabrejas por la soriana, además del presidente de Asopiva, Miguel Bonilla, y el presidente de Sodebur, Ángel Guerra.