Diego Ruiz: «Debo correr en la semifinal como si fuera una final»

Román Romero / Burgos
-

El atleta burgalés afronta desde mañana su tercer Europeo en pista cubierta. En 2009, en Turín, logró la medalla de plata en 1.500

Diego Ruiz ya está en Praga con la selección española. - Foto: DB

Aunque la ceremonia de inauguración, amén de las preliminares de lanzamiento de peso, se celebraron en el día de ayer, hoy realmente comienza en Praga (República Checa) el Campeonato de Europa Absoluto de atletismo en pista cubierta.

Una cita a la que concurre la selección española con un equipo compuesto por 30 atletas (9 mujeres y 21 hombres), entre los que se encuentra el burgalés Diego Ruiz, para el que la presente será su tercera presencia en un Europeo bajo techo.

Diego se encuentra desde el pasado miércoles en Praga y hasta mañana sábado no competirá en las semifinales de los 1.500 metros (11.50 horas), siendo su primer objetivo el de conseguir clasificarse para la final del domingo.

El nuevo corredor del Playas de Castellón, tras dos últimos años casi para olvidar por culpa de las lesiones y una afección respiratoria, vuelve a sentirse atleta. «Digamos que llego al Europeo con las ilusiones renovadas tras un largo tiempo sin poder disfrutar de la alta competición. Además, física y anímicamente creo que me encuentro bastante bien y así lo demuestran los últimos entrenamientos que he realizado».

De hecho, el atleta burgalés reconoce que había llegado a perder la ilusión. «Sin duda. Ves que vas cumpliendo una edad, que no te salen las marcas porque tu cuerpo no te lo permite y te replanteas ciertas cosas. Afortunadamente eso está ya en el olvido y ahora vuelvo a disfrutar en los entrenamientos y en la competición como hacía tiempo».

Así lo demuestran su segundo puesto en el pasado Campeonato de España, solo por detrás de un Adel Mechaal que en Praga correrá los 3.000 metros, y su marca de 3.40.60 lograda a finales de enero en Karlsruhe (Alemania). Sin embargo, el 1.500 de un Campeonato de Europa en pista cubierta siempre depara sorpresas.

Son dos carreras (semifinal y final) muy tácticas, según reconoce Diego Ruiz. «Hay que estar siempre muy atento a todo lo que pase y no te puedes descuidar. Tienes que saber jugar bien tus bazas para no quedarte encerrado y llegar bien colocado al final, y ahí es muy importante la cabeza».

Responsabilidad

Tras decantarse Mechaal por los 3.000 y haber causado baja el sevillano Manuel Olmedo por lesión, la dupla de España en el 1.500 la componen el joven Marc Alcalá (20 años) y el propio Diego Ruiz, que acaba de cumplir los 33. Reconoce que no deja de ser una presión. «Digamos que la responsabilidad recae más en mí, lo que no hubiera pasado en caso de haber elegido Mechaal el 1.500, pero esta situación ya la he vivido en otras ocasiones y creo que sabré gestionarla».

Mañana correrá las semifinales, en las que los tres primeros clasificados de cada una y otros tres atletas más por tiempos -9 en total- se clasificarán para la final. «Ese es mi primer objetivo y ya me dejaría satisfecho después de tanto tiempo sin poder competir a un alto nivel. La semifinal a veces es más dura que una final, y más en esta ocasión, en la que el nivel de los atletas a priori es muy parejo. Por eso debo correr la semifinal como si fuera una final. Luego vendría ya el segundo reto, el de intentar estar luchando por las medallas.

Entre los favoritos, Diego Ruiz destaca al alemán Homiyu Tesfaye (3.34.13), el turco Tanui Özbilen (3.38.05) y el ruso Valentín Smirnov (3.38.74), en tanto que el francés Yoann Kowal parece que al final correrá los 3.000 metros.