scorecardresearch

Todos contra Romain Bardet

J.C.M
-

El francés es el enemigo a batir, ya que no solo porta el maillot de líder, sino que en la primera etapa de montaña mostró un gran golpe de pedal. Sus rivales lo intentarán en la subida a las Lagunas

Romain Bardet, corredor del DSM y líder de la carrera - Foto: Alberto Rodrigo

Las Lagunas de Neila decidirán está Vuelta a Burgos. Picón Blanco hizo la criba y Romain Bardet salió reforzado de la etapa de Espinosa de los Monteros, aunque sus adversarios prometen batalla. Saben que el francés está en un gran estado de forma, aunque lo quieren intentar.

La de hoy es la última oportunidad, la última bala que tendrán los corredores de asaltar el maillot morado definitivo. Si quieren, tienen terreno suficiente para que haya cambios en la general.

Quizás, el mayor problema para los rivales de Bardet es el alto nivel que ha mostrado el del DSM en todas las jornadas. El galo ha llegado a Burgos con un gran golpe de pedal, por lo que será difícil sorprenderle, pero ninguno tira la toalla. 

Mikel Landa. Acabó con buenas sensaciones en Picón Blanco y, sobre el papel, parece el hombre más peligroso, no solo porque su estado de forma va mejorando con el paso de los días, sino porque es un corredor que practica un ciclismo ofensivo. El de Murguía lo probará. Llegó al inicio de la ronda con dudas, pero siempre ha mostrado un carácter combativo y se ha convertido en la más firme alternativa a Bardet.

«Estará difícil desbancarle en una subida como Neila, ya que 45 segundos es una distancia importante», comentó el alavés ayer. Sin embargo, el de Bahrain es optimista y se queda con el último kilómetro en ascensión que fue capaz de hacer el jueves. «Fui de menos a más y estoy con la esperanza de disputar esta última etapa», comentó.

La subida final no tiene la dificultad del puerto de Espinosa, aunque Landa destaca la dureza «de los últimos kilómetros». «En ese terreno puede haber diferencias», indicó.

David de la Cruz. El catalán sabe que hoy llega «el último empujón» y le gustaría acabar en el podio. «El objetivo es terminar entre los tres mejores de la general y luchar por la victoria. En Picón Blanco me sobraron 300 metros. Estoy contento y con ganas. Las Lagunas es un final perfecto para dejarse todas las fuerzas y ver qué se saca. Lo que buscó es salir con la sensación que lo he dado todo al margen del resultado», explicó.

Cree que Bardet en Picón estuvo «un punto por encima del resto», aunque piensa que la jornada de hoy puede ser distinta. «Me centraré en mí y no en el resto. Lo haré lo mejor posible en una subida en la que se pueden hacer diferencias», declaró.

Domenico Pozzovivo. Ayer perdió 20 segundos y piensa en la victoria parcial. «Es una buena oportunidad para intentar ganar la etapa, ya que de cara a la general Bardet está muy fuerte. Creo que lo más importante es pensar en la etapa. Mi estado de forma también va mejorando y habrá que intentarlo, ya que además es una subida que me gusta mucho», finalizó el escalador italiano.