San Nicolás de Bari recibirá un tratamiento contra los xilófagos

S.R. / Aranda
-

Eliminará los insectos que se alimentan de la madera y prevendrá nuevas apariciones en los retablos y el artesonado de la iglesia. Los trabajos comenzarán el próximo viernes, día 13

Detalle de los desperfectos causado en la madera del templo de San Nicolás de Bari. - Foto: DB

La iglesia de San Nicolás de Bari pondrá fin a la presencia de insectos xilófagos que se alimentan de la madera de sus instalaciones, pues el próximo viernes comenzará a aplicarse un tratamiento con la finalidad de eliminarlos y prevenir su posterior aparición.

La intervención se acometerá  por parte de la empresa Rentokil Initial en los retablos y el artesonado mudéjar del siglo XVI del templo, ubicado en el barrio de Sinovas. Así se decidió en la Junta de Gobierno Local celebrada el 5 febrero por  el «preocupante deterioro de la madera y las policromías», según recoge el acta. Texto en el que se contempla la posibilidad de intervenir también en la cubierta que, al carecer de acceso, no pudo ser estudiada previamente. «Cuando se  inicien los trabajos y se realice el acceso, se valorará».

El tratamiento consistirá en la «proyección presurizada, inyección, microinyección y pincelado», como anuncia la empresa en una nota de prensa remitida a los medios de comunicación. «Se trata de un método por el cual se inyecta un gel insecticida-fungicida en ciertas partes de las piezas de madera, garantizando la protección de las mismas», explican. También se aplicará un insecticida en los acabados decorativos atacados por las carcomas.

«La presencia de estos anóbidos en estructuras ornamentales de madera hay que tratarlas sin demora, ya que suponen un grave deterioro y son un foco de contaminación para el resto de elementos», apuntan desde la empresa. La actuación, sin embargo, llega con más de un año de retraso desde que se dio la voz de alarma a finales de diciembre del año 2013.

Fue entonces cuando un informe técnico elaborado por la arquitecta municipal instaba a realizar la actuación que comenzará el viernes. En dicho documento se aseguraba que no existía una plaga, pero se advertía de que la demora podría producir daños de difícil reparación. Apunte que también respaldaron los técnicos autonómicos de la Junta en sus labores de seguimiento.

COSTES

El tratamiento que se aplicará en los retablos y el artesonado de la iglesia de San Nicolás de Bari tendrá un coste de 14.570 euros (sin IVA). Precio por el que fueron adjudicados los trabajos a la empresa Rentokil Initial, como aprobó la Junta de Gobierno Local por unanimidad.

Cantidad que desembolsará la Junta de Castilla y León -a través de una subvención concedida al Ayuntamiento de Aranda- al tratarse de un monumento declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 1964, pese a tratarse de un templo cuya titularidad pertenece al Arciprestazgo.

Si finalmente los trabajos a realizar en la iglesia no deben ampliarse a zonas como la cubierta, el precio de los trabajos será mucho inferior a lo previsto puesto que la concejala de Patrimonio, Celia Bombín, cifró la actuación en 47.000 euros. Pero ya advirtió de una posible rebaja al «deber salir a pública licitación».

Sin embargo, a la retribución económica de la empresa se deben añadir el pago de medios auxiliares como andamios o máquinas elevadoras de los que se encargará otra entidad. Los costes totales se conocerán el próximo 30 de abril, fecha en la que deberán haberse ejecutado y pagado todos los trabajos, como exigen las condiciones de la subvención aportada por la Junta.