Barbero acaba decimocuarto en una etapa que gana Bouhanni

EFE
-

El burgalés Carlos Barbero (NTT) se metió en la refriega y fue cuarto en . La etapa de perfil ondulado tuvo una aventura de 5 corredores, entre ellos el burgalés Ángel Fuentes (Burgos BH)

El francés Nacer Bouhanni (Arkea Samsic) estrenó su palmarés 2020 con liderato y victoria al esprint en la cuarta etapa de la Vuelta a Arabia Saudí, disputada a través de 137 kilómetros entre Wadi Namar Park y Al Mazuhimiya King Saugìd University. Bouhanni alzó por fin los brazos, imagen que no disfrutaba el ciclista de origen argelino desde 2018, y lo hizo por velocidad anticipándose al italiano Niccoló Bonifazio (Direct Energie) y al kazajo Yevgeny Gidich (Astana), todos con un tiempo de 3 horas, 21 minutos y 55 segundos, a una media de 40,7 kilómetros por hora. El burgalés Carlos Barbero (NTT Pro Cycling) se metió otra vez en la refriega, pero acabó decimocuarto.

Con esta victoria, el ciclista galo, de 29 años, se convierte en el nuevo líder de la prueba, desbancando al anterior maillot verde, el alemán Phil Bauhaus (Bahrain), quien solo pudo ser décimo tras un serio desgaste debido a una avería mecánica. La tercera plaza, a falta de una etapa, es para el argelino Youcef Reguigui (Terengganu TSG).

Fue un buen remate de Bouhanni tras un gran trabajo de todo su equipo en los últimos kilómetros para prepararle un esprint que también tuvo sus dificultades por la lucha sin cuartel una vez anulada la fuga postrera en la que se había metido uno de los favoritos, el portugués Rui Costa.

Bouhanni, en primer término; detrás, Carlos Barbero.Bouhanni, en primer término; detrás, Carlos Barbero. - Foto: @PaulineBallet

La etapa de perfil ondulado tuvo una aventura de 5 corredores, entre ellos el burgalés Ángel Fuentes (Burgos BH) y Joel Nicolau (Caja Rural). El viento empezó a inquietar al pelotón a 50 kilómetros de meta, se produjeron saltos y se formó un grupo intercalado que terminó de alterar el orden inicial. El UAE Team tensó el ritmo, coincidiendo con una avería del líder que le obligó a perseguir hasta el tramo final. Bauhaus cambió de rueda y pudo enlazar, pero las fuerzas que empleó le pasaron factura en el momento de la batalla por la victoria.

Un grupo con Rui Costa se unió al quinteto en fuga y fue el propio portugués, campeón mundial 2013, quien produjo un corte junto al francés Doubay. Ambos lo intentaron, pero el pelotón ya volaba, de manera que les echaron el lazo a 2,5 kilómetros de meta. En el esprint se colocó bien el tren del Arkea y en el momento preciso apareció potente e incontestable Nacer Bouhanni para demostrar que no se le ha olvidado ganar. Carlos Barbero, de momento, tendrá que esperar para alzar los brazos con su nuevo equipo.