Pablo Fernández recela de que la Junta cumpla el pacto

SPC
-

El líder de Podemos y el presidente de la Junta entran en un cruce de calificativos, ya que el primero de acusa de "mentir" y el segundo de lanzar "mensajes vacuos"

Pablo Fernández recela de que la Junta cumpla el pacto

El líder de Podemos y portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández, receló hoy de que la Junta y su presidente vayan a cumplir el recién pacto para la recuperación económica, el empleo y la cohesión social y Alfonso Fernández Mañueco le preguntó por qué firmó y calificó de “histórico” el acuerdo.

En su intervención en el debate de política general, Fernández justificó la firma del pacto por Podemos ante el “drama” del COVID-19, pero expresó “dudas e incertidumbres” de que se cumpla e incluso advirtió de que utilice de “forma torticera” y como “salvoconductos” para tapar sus “errores”. “Su balance es un catálogo de los peores errores del PP, hasta en su partido extrañan a Herrera”, anotó.

“Con estos bueyes para arar una tierra yerma es imposible”, describió de manera gráfica la gestión PP y Cs, a los que volvió a acusar de plasmar un “pacto de la infamia”, para la formación de un Gobierno de la “degeneración” y atacar directamente a la formación de Francisco Igea por sus “tragaderas” con la presunta corrupción de sus socios.

Acudió a datos económicos de entre junio de 2019 y febrero de 2020 para rebatir la “buena” gestión económica de PP y Cs, para subrayar que la deuda se ha disparado (380 millones más), que se incumple el déficit en cuatro puntos, que el desempleo haya crecido en 10.481 personas y que se hayan destruido 3.485 puestos de autónomos. “Es usted el Atila de los autónomos”, lanzó a Mañueco.

El presidente de la Junta sostuvo que las recetas en esta crisis tienen que ser distintas a las de 2008 y defendió que sin subir impuestos, donde acusó a Podemos de dar un “hachazo al bolsillo de las clases medias”, y tampoco sin recortes. Fernández Mañueco subrayó que el presupuesto de Sanidad era de 3.635 millones en 2008 y en el último han sido 3.884 millones, mientras que la plantilla de Sacyl era de 34.348 profesionales y ahora son 34.011, que aumentará con la oferta pública de empleo.

“Es muy obtuso en el diagnóstico sobre la despoblación”, censuró Fernández, que lanzó una batería de medidas como planes de empleo específicos para distintos colectivos, aumento en un 20 por ciento del parque público de viviendas, fortalecer los servicios públicos, un plan de infraestructuras viarias y ferroviarias con el Gobierno, una fiscalidad progresiva y un plan ante el aumento de la pobreza por el Covid.

Fernández Mañueco replicó que la Fiscalía del TSJ de Castilla y León ha archivado la denuncia del Defensor del Paciente al no ver delito alguno, que el objetivo de la Junta era proteger a los mayores y que ha primado el criterio de los médicos en su traslado al hospital o atención en las residencias, en respuesta a la petición de una comisión de investigación por Pablo Fernández.

Pésimo orador y verbo florido

El líder de Podemos y el presidente de la Junta entraron en un cruce de calificativos, después de que el primero incidiera en su “oratoria lamentable”, en su “sonrisa impostada”, en sus “mentiras” o en sus “incumplimientos”, como las 35 horas a los empleados públicos.

“Su verbo florido provoca delectación, es un político fútil, cuyos mensajes son vacuos y van a llevar a Podemos a la inacción más absoluta”, respondió ante los calificativos que antes le había lanzado Pablo Fernández, a quien recordó que no está investigado en el caso de las primarias del PP de 2017, que está archivado y le afeó que se haga eco de “denuncias falsas”.

La respuesta de Fernández Mañueco fue celebrada en la bancada popular y Pablo Fernández, que lamentó que no diera la réplica por separado a los miembros del Grupo Mixto, calificó al presidente de “lerdo” por hablar de su lenguaje “florido” cuando igual no entiende lo que dice. “Vacuo es igual a superficial o de escaso contenido, hay que saber lo que significa”, tras recordar sus argumentos sobre datos económicos o despoblación no rebatidos.

Pablo Fernández terminó con un ruego: “Este verano haga la cartilla de Santillana para que las Cortes no tengan que sufrir el próximo año el bochorno de su réplica. Es un pésimo orador”. “Si sus argumentos son el insulto y la descalificación poco hay que decir”, replicó Fernández Mañueco, que defendió datos buenos hasta que el Covid “lo ha cambiado todo”.