100.000 euros más para el Monasterio de San Salvador

DB
-

La Diputación incrementa hasta los 500.000 euros el importe de la obra proyectada para garantizar la seguridad y estanquidad del inmueble. El plazo de ejecución es de 9 meses. Cuenta con 200.000 euros de ayuda del 1,5% Cultural del Estado

Vista área del monasterio. - Foto: Eduardo Margareto (ICAL)

La Junta de Gobierno de la Diputación Provincial de Burgos aprobó hoy el ‘Proyecto Básico y de Ejecución de Restauración del antiguo monasterio de San Salvador de Oña para usos culturales y turísticos.

Según recuerda el concejal Ramiro Ibáñez en una nota de prensa remitida por el PP, “las actuaciones definidas en el Proyecto han obtenido una ayuda económica de 199.716,86 euros por parte del Ministerio de Fomento, dentro del ‘Programa 1,5% Cultural’ para financiar trabajos de conservación o enriquecimiento de bienes inmuebles del patrimonio histórico español.

La propuesta inicial presentada al Estado en junio de 2018 tenía un presupuesto de 399.433,72 euros pero “el proyecto redactado prevé un presupuesto mayor, aumento que sufragará la institución provincial, para garantizar la seguridad y estanquidad del inmueble, reflejando el compromiso que se tiene con la importancia histórica y artística del inmueble y con Oña.

El Proyecto redactado por la institución provincial contempla un Presupuesto Base de Licitación de 499.716,86 euros y un plazo de ejecución de las obras de nueve meses. El Proyecto cuenta con informe favorable de supervisión emitido por los servicios técnicos de la Diputación Provincial, con la tramitación de la autorización de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León en Burgos por afectar a un Bien de Interés Cultural y de la Licencia Urbanística ante el Ayuntamiento de Oña.

Asimismo, la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural acordó la autorización de las obras previstas en el Proyecto Básico mediante notificación de acuerdo de fecha 11 de junio, autorización que ha sido ratificada en base al Proyecto de Ejecución, en la sesión celebrada ayer, 1 de agosto.

El Ayuntamiento de Oña otorgó licencia urbanística de las obras contempladas en el Proyecto Básico el 9 de julio y la Comisión Informativa de Atención a Municipios: Asesoramiento Jurídico y Urbanístico a Municipios y Arquitectura dictaminó favorablemente el Proyecto Básico y de Ejecución en sesión celebrada el 25 de julio.

Según recuerda el diputado Ramiro Ibáñez “en el ejercicio de sus obligaciones, la Diputación Provincial como primer paso en el proceso de rehabilitación y puesta en uso del conjunto monacal, se propone garantizar la seguridad y accesibilidad del recorrido turístico en la planta baja y jardines del antiguo monasterio, dotándolo de un itinerario y aseos accesibles, un punto de información turística, y una sala para usos culturales expositivos”.

Esta iniciativa “pretende fomentar y difundir el conocimiento del monumento y su evolución a lo largo de la historia, promoviendo la creación de un recorrido turístico, de esta parte del conjunto monacal, que sirva de altavoz de la importancia que dicho monumento representa en la historia de Castilla y León”, ha añadido.

La intervención propuesta contempla las obras de recepción y aseos; Patio San Íñigo y sala exposiciones, taller y conferencias; Claustro Romano o Neoclásico y pasaje de acceso desde fachada sur-este

Recepción y aseos

La inversión afecta a la colocación de rampas para garantizar el itinerario peatonal accesible, adecuación interior del espacio del zaguán para implantar el uso de recepción de visitantes y punto de información turística y la mejora interior del espacio que ocupan los aseos existentes para adaptarlos a los actuales requerimientos de la normativa de accesibilidad, y renovar las obsoletas instalaciones de fontanería, electricidad, iluminación y alumbrado de emergencia y protección de incendios.

La intervención afecta a la restauración de las fachadas, sustitución de los faldones de cubierta de las pandas sur y este y limpieza del pavimento. Ejecución de canalización perimetral empotrada, para albergar cableado de instalaciones telemáticas, electricidad e iluminación exterior y colocación de rampas metálicas que permitan salvar los desniveles existentes entre el terreno natural y el claustro.

Asimismo, propone la reparación y puesta a punto de las luminarias exteriores del patio de San Iñigo, así como, dotación de alumbrado de emergencia en el recorrido peatonal accesible. Ya en el interior de la panda este del patio de San Iñigo, en su conexión con el claustro Neoclásico o Romano, se prevé la adecuación del espacio interior para su uso como sala de exposiciones y actividades culturales diversas. Las obras incluyen la ejecución de una rampa para salvar los desniveles de sus accesos, colocación de pavimento de moqueta y renovación de instalaciones de electricidad, iluminación, alumbrado de emergencia y protección de incendios.

Claustro Romano o Neoclásico

La intervención propuesta contempla también la restauración de las fachadas y de las bóvedas, sustitución de los faldones de cubierta de las pandas sur y oeste, y limpieza y restauración del pavimento. Ejecución de canalización perimetral empotrada bajo el pavimento, para albergar cableado de instalaciones de electricidad e iluminación y telemáticas.

Asimismo, establece la reparación y puesta a punto de las lámparas colgadas de las bóvedas en el claustro, así como, dotación de alumbrado de emergencia en el recorrido peatonal accesible y la intervención en el jardín del claustro neoclásico mediante la canalización del agua de lluvia de las cubiertas hacia la fuente central, tala y destoconado de los cuatro abetos existentes y restitución de la vegetación de bajo porte junto con el manto vegetal.

Por último, Ramiro Ibáñez asegura que “el proyecto afecta a una superficie construida de 1.707,32 metros cuadrados y a una superficie horizontal de cubiertas de 1.164,00 metros cuadrados”.