Aquel desconocido hoy es embajador, Lourdes

P.C.P.
-

La ciudad puede estar ante una gran campaña de promoción, una versión 2.0 del 'Burgos no te dejará frío', gracias al relato de Hugh Elliott, hospedado por una familia local 5 días en 1984. Hoy es el embajador de Reino Unido en España

Es tiempo de Navidad, de luces y de anuncios enternecedores, que van directamente a la fibra y tratan de ensalzar las mejores cualidades del ser humano. Y sin buscarla, la ciudad puede estar ante una de las mejores campañas de promoción turística de su historia, la versión 2.0 de aquel popular ‘Burgos no te dejará frío’ que tan en cuestión han puesto siempre propios y ajenos, y no tanto por las cuestiones climáticas, que son obvias, sino por las personales.

La campaña tiene una protagonista indiscutible, aunque ella quizás aún no lo sabe. Se llama LourdesArnaiz, o al menos así lo cree después de 35 años un espíritu agradecido. Sin saberlo, en 1984 acogió en casa durante 5 días a un embajador de Su Majestad la Reina Isabel II. Aunque por entonces era un absoluto desconocido, tanto para el mundo como para ella.

Como no podía ser de otra manera, el primer anuncio de esta campaña se ha rodado a temperatura ambiente, un día con 3,2 grados centígrados de máxima y -1,8 de mínima. El escenario elegido ha sido la vieja estación de trenes, hoy convertida en un (desaprovechado)centro de ocio infantil y juvenil. Delante de la cámara se ha colocado un hombre de altura,  Hugh Elliott. Es martes y se encuentra de viaje oficial en Burgos capital. En su agenda están las visitas a la sede del GrupoAntolín y al alcalde, Daniel de la Rosa. Sin embargo, ha encontrado tiempo -exactamente 2 minutos y 1 segundo- para grabar un vídeo sobre el primer suelo que pisó en España. «Mi afecto por este país y por el pueblo español empezó aquí», apunta.

Hugh Elliott, embajador del Reino Unido para España y Andorra, delante de la vieja estación de tren.Hugh Elliott, embajador del Reino Unido para España y Andorra, delante de la vieja estación de tren. - Foto: DB

No esperen una historia de amor entre Lourdes y el embajador. Él está casado con María Antonia, Toñi, y tiene dos hijos. Aún no sabemos si ella sigue con Eli Rubenstein, un canadiense que es el tercero en concordia de esta historia.

Elliott fue nombrado embajador del Reino Unido para España y Andorra el pasado agosto, en sustitución de Simón Manley. Pertenece al cuerpo diplomático británico desde 1989 y ha sido director de Comunicación en el Ministerio para la salida de la Unión Europea.

Antes, en 1984, emprendió un viaje en bicicleta desde Inglaterra hasta Santiago de Compostela, pero se entretuvo en Francia y decidió acortar hasta Burgos por ferrocarril. Él solo, porque su bici perdió el tren. «Yo me vi en apuros, tenía muy poco dinero y una tienda de campaña. Contaba con alejarme en el cámping pero se encontraba a varios kilómetros de la estación» y no tenía medio de transporte así que decidió ir al bar «a reflexionar».

Allí coincidió con un canadiense, Eli Rubenstein, que estaba esperando a que le recogiese su novia, la ya famosa Lourdes Arnaiz.

Cuando la joven llegó, «no dudo en invitarme a hospedarme con ella y con su hermano en su piso en la ciudad» esa noche. Al despertar, el hoy embajador fue a recoger su bicicleta pero esta no llegó hasta pasados 5 días. «Los trenes han mejorado mucho desde entonces», apostilla con humor.

«Yo, un desconocido, estuve en su casa 5 días comiendo en familia y sin que me dejaran pagar nada. En cuántos países, me pregunto, se habría cogido a un forastero así», deja caer el embajador para finalizar con un llamamiento: «Siempre he estado agradecido y si todavía estás aquí, Lourdes, te digo que gracias de nuevo y me encantaría decírtelo en persona», concluye.

¿Pueden ayudarle? Burgos se lo agradecerá.