UGT y CCOO convocan paros de dos horas el 8 de marzo

SPC
-
Los secretarios generales de UGT y CCOO de Castilla y León, Faustino Temprano (D) y Vicente Andrés, junto a las responsables de Igualdad y Mujer de ambas formaciones, Ana Isabel y Yolanda Martín (2I), en el acto - Foto: Ical

Los sindicatos promueven concentraciones por la mañana en las ciudades de Castilla y León y denuncian que se mantiene la brecha salarial

UGT y CCOO convocan paros parciales de dos horas para el 8 de marzo con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, así como concentraciones en las principales ciudades por la mañana, para confluir en las manifestaciones promovidas por las organizaciones feministas al final de la jornada, con el objetivo de exigir una igualdad real entre los dos sexos.

Los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Vicente Andrés, comparecieron hoy junto a Yolanda Martín y Nuria Pérez, para presentar los actos previstos para el 8M en un momento en el que la brecha salarial entre hombres y mujeres ha crecido en la Comunidad, hasta los 5.500 euros, lo que supone un 23,7 por ciento, si bien este porcentaje es superior en las provincias con los sueltos más altos y los sectores menos precarios, como la industria.

Temprano recalcó que la igualdad efectiva es un compromiso para su sindicato “diario y permanente” y un “objetivo prioritario” e “irrenunciable”. Por ello, aseguró que la movilización del 8 de marzo, a la que llamó a participar, busca rechazar la desigualdad y la discriminación en el mercado laboral y la brecha salarial. También censuró que se cronifique el desempleo femenino y la violencia machista, sobre la que denunció existen medidas insuficientes para la protección de las víctimas.

Asimismo, el dirigente ‘ugetista’ exigió una ley de igualdad salarial, el cumplimiento del principio de igualdad laboral, la corresponsabilidad en los cuidados y que se cumpla el Pacto de Estado sobre violencia de género. También pidió que exija a todas las empresas la implantación de planes de igualdad, no solo a las que tengan más de 250 empleos, así como medidas positivas para eliminar la discriminación. Además, demandó un modelo educativo igualitario y una presencia paritaria de las mujeres en los órganos de representación.