Retoman las obras de la Facultad de Teología tras 7 meses paradas

J.M. / Burgos
-

La Iglesia realizará una inversión de 300.000 euros que se destinarán a cubrir el claustro, adecentar tres fachadas, renovar la red de saneamiento y arreglar el recibidor del edificio

El pavimento que rodea al claustro del edificio ya se ha levantado. - Foto: Valdivielso

Tras numerosas trabas administrativas y un error determinante en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que impidió continuar las obras, la segunda fase de la actuación en la Facultad de Teología, la que servirán para cerrar el claustro y adecentar tres de sus fachadas, ha arrancado ya con un presupuesto que, según la Diócesis de Burgos, rondará los 300.000 euros.

El aparejador y también sacerdote elegido por la Iglesia para la supervisión de las obras, Víctor Ochotorena, detalló ayer que ya han comenzado los trabajos para renovar el pavimento que rodea al claustro, que se proseguirá con el lavado de cara de las tres fachadas y con la renovación de la red de saneamiento y que ya al final se culminará la intervención con la instalación de un cubierta translucida (similar a la que se colocó en su día en el Palacio de la Merced). También se aprovechará para darle una nueva imagen al recibidor de la entrada.

El sacerdote explicó que con esta actuación no concluirá la intervención que se tiene que realizar en la Facultad de Teología ya que aún quedará por rematar los acabados del pavimento, renovar las luminarias, el mobiliario... Unos detalles que se han decidido dejar para más adelante debido a la falta de disponibilidad presupuestaria.

La cubierta del claustro, según detalló Ochotorena, tiene como objetivo crear una zona de investigación y de estudio para los usuarios de la biblioteca de la Facultad de Teología.

La renovación del Archivo Diocesano comenzó  en julio de 2012 y finalizó al inicio de este verano tras una inversión de casi 2 millones de euros. Fue poco después de terminar la intervención, en el momento en que la segunda fase debía comenzar, cuando se detectó que en el PGOU, pese a que todos los informes previos eran favorables, se les había pasado por alto introducir la modificación que permitía cubrir este espacio de la Facultad de Teología.

El Pleno del Ayuntamiento tuvo que instar a la Junta de Castilla y León para que corrigiera este error y, tras la rectificación de la Administración regional, luego fue en la Concejalía de Licencias donde la intervención se quedó atascada durante un tiempo. El motivo, que se exigía un proyecto de ejecución que subsanara pequeños defectos que se habían detectado en una información presentada con anterioridad. Tras conseguir el permiso, las fiestas navideñas y la puesta a punto de las obras han agudizado un poco más el retraso hasta que hace un par de semanas se ha comenzado a trabajar a destajo.

Desde la Diócesis siempre han expresado su deseo porque las obras se desarrollen con la mayor celeridad posible e incluso con anterioridad han expresado su preocupación por las molestias que la grúa ubicada en la parte trasera de la Facultad de Teología (junto a la Iglesia de Santa Águeda) pudieran estar ocasionando a lo vecinos. Y es que, algunos ya han hecho saber su malestar.