Irlanda rechaza establecer aduanas en la frontera del país

Europa Press
-

El ministro de Asuntos Exteriores mantiene su negativa ante la posibilidad de poner límites dentro de su propio territorio como medida para evitar el plan de emergencia contemplado en el acuerdo del Brexit conocido como 'backstop'

Irlanda rechaza establecer aduanas en la frontera del país

Simon Coveney ha mostrado hoy su rechazo a la posibilidad de establecer aduanas a unos cinco kilómetros de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte como medida para evitar la llamada salvaguarda (backstop), el plan de emergencia contemplado en el acuerdo del Brexit para garantizar que no habrá una frontera dura. 
El plan "Sin Documento = idea imposible. Es el momento de que la UE tenga una propuesta seria del Gobierno británico si se quiere alcanzar un acuerdo del Brexit en octubre", ha asegurado desde su cuenta de la red social Twitter el jefe de la diplomacia irlandesa. "¡Irlanda e Irlanda del Norte merecen algo mejor!", ha añadido. 
Coveney ha reaccionado así después de que la prensa publicara que el primer ministro británico, Boris Johnson, tiene previsto trasladar hoy a la Unión Europea una propuesta para sustituir la salvaguarda de la frontera irlandesa por un plan que contempla el establecimiento de aduanas a cinco kilómetros de la separación entre la región británica y el país vecino. 
Esta alternativa, según la cadena de televisión RTE se conoce como el plan 'Sin documento', que conllevaría establecer centros de aduanas a ambos lados de la frontera irlandesa tras la aplicación del Brexit para evitar la necsidad de controles en la misma frontera, una idea que el Gobierno de Dublín ya ha rechazado en anteriores ocasiones.  

 

Johnson descarta poner aduanas a 5 km de la frontera

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha descartado hoy la posibilidad de crear controles aduaneros a una distancia de cinco kilómetros de la separación física entre Irlanda del Norte e Irlanda, si bien ha dejado claro que habrá que tener "algunos controles". 
Ante la pregunta directa de si su Gobierno va a proponer a la Unión Europea el establecimiento de controles fronterizos a una cierta distancia de la línea de separación física del Úlster con Irlanda, Johnson ha respondido de forma tajante: "De ninguna manera". 
Tras esa primera respuesta, el jefe del Gobierno británico ha dicho que un país soberano tiene que tener un único territorio con sus fronteras. "Al final, un país unido y soberano tiene que tener un único territorio fronterizo", ha señalado. 
"Cuando Reino Unido se retire de la Unión Europea esa debe ser la situación que tengamos", ha afirmado el primer ministro británico, que afronta la recta final del proceso de salida de la Unión Europea, con la fecha del 31 de octubre a la vista. 
La salvaguarda de la frontera irlandesa, el plan ideado para garantizar que no hay una frontera dura entre las dos Irlandas durante el proceso de transición, es el principal escollo para que el Parlamento británico apruebe el acuerdo de salida de la Unión Europea ratificado con los 27 en noviembre de 2018. 
En el marco de la conferencia de los tories en Mánchester, el primer ministro británico ha negado en una entrevista con la BBC que haya cometido irregularidades en su etapa de alcalde de Londres, cuando se concedieron subvenciones a la empresa de una amiga estadounidense, y, además, ha recalcado que sigue siendo una buena persona a pesar del Brexit.