Miranda muda de piel industrial

DB
-

La sucesión empresarial no está solo en los cargos. Terrenos y naves tienen otra oportunidad gracias a la regeneración de la ciudad y sus polígonos. Miranda Empresas recuerda los casos de Rottneros, Silvipak, Montefibre y Gamesa

Imagen de archivo de los terrenos de Rottneros. - Foto: Valdivielso

El anuncio de la compra de los terrenos y la nave de MAC por parte de Mafelca supone un capítulo más en la regeneración industrial de Miranda de Ebro, con una segunda vida para emblemáticas fábricas y talleres en el último trienio. Este es el repaso que realiza Miranda Empresas:

 

Rottneros
El cierre de Rottneros en 2009 no comenzó a solucionarse hasta finales de 2016, cuando JSV acometió la adquisición de 175.000 m2. La reconversión de parte del terreno de la antigua papelera ha permitido dotar a Miranda de Ebro de una plataforma logística que garantiza la multimodalidad camión-tren-barco en tan solo dos años, bajo el nombre de TCM (Terminal de Contenedores Miranda). Una terminal que, en poco más de medio año de funcionamiento, ha conseguido estabilizar un flujo de tres trenes semanales con el puerto de Barcelona, entrando también de lleno en la apuesta por Miranda en los mismos terrenos Synergy, el operador logístico del grupo Hutchison Ports, reconocida como la red portuaria líder a nivel mundial.
 
Silvipak
También la nave de Silvipak, conviviendo en el suelo industrial de Rottneros, ha sido adquirida por Seur, una empresa que ha entrado en Miranda de lleno, puesto que ha decidido decantarse por la ciudad para crear un almacén aduanero en la antigua nave de Silvipak (complementando así la primera gran apuesta de la firma: el gran hub logístico de Seur, de referencia nacional en la distribución de mercancía internacional, en el polígono de Ircio).
 
Montefibre
La actividad de Montefibre cesó en 2012, y no fue hasta 2017 cuando la planta retomó su actividad fabril de la mano de Praedium, iniciando un proceso que conllevaba la reconversión hacia la fibra de carbono, como material de presente y futuro que pudiera garantizar la viabilidad de la empresa evitando las recurrentes crisis sectoriales relacionadas con la producción textil de la fibra.

Con la nueva Montefibre Carbon Fiber, la producción de precursor de fibra de carbono y la instalación de líneas de carbonizado se afronta con la perspectiva de dotar a la planta mirandesa de un nivel puntero de competitividad de cara a sectores estratégicos como la industria del automóvil, la aeronáutica, o la protección medioambiental en relación con las energías renovables.
 
Gamesa
2018 arrancaba con la noticia del cierre de Gamesa, y a mediados de 2019 se hacía oficial la definitiva firma de la operación de adquisición de las instalaciones de Gamesa por parte de Alucoil, en lo que supondrá la tercera implantación de la firma en Miranda de Ebro. 
La nueva planta se dedicará a producir una nueva gama de materiales avanzados en base al panel honeycomb Larcore con destino al sector del transporte masivo, bienes de equipo y otras aplicaciones industriales, en lo que se considera un pilar fundamental para la expansión de la compañía.


Las más vistas