Peñas y barrios siguen sin cobrar toda la ayuda para fiestas

C.M.
-

Los cambios en la justificación de los gastos exigidos han retrasado el pago y los proveedores apremian después de casi un año de prestar el servicio

Tradicional reparto de pinchos en San Pedro y San Felices. . - Foto: Jesús J. Matí­as

Los barrios que organizaron sus fiestas el año pasado siguen sin cobrar el 30% de la ayuda para la organización de sus fiestas al igual que sucede con la Federación y Fajas y Blusas en el caso de los sampedros. El Instituto Municipal de Cultura (IMC) todavía no ha abonado esa parte con el consiguiente enfado de estos colectivos. 

Los proveedores apremian los pagos después de que en algunos casos haya pasado más de un año desde que se celebraron las fiestas. Parte del pago se ha hecho con el 70% de la ayuda que se libera cuando la subvención es concedida en un proceso de concurrencia competitiva y el resto se abona cuando se han justificado los gastos.

Sin embargo, no se ha hecho lo que en muchos casos obliga a las asociaciones vecinales a adelantar el dinero de su bolsillo para pagar los eventos realizado. 

El IMC destina un total de 179.000 euros a sufragar las fiestas de los barrios y cada asociación o consejo deber presentar un proyecto con las actividades a realizar y en base al mismo se otorgan una serie de puntos sobre los que se concede la cantidad. 

Estas organizaciones, que hasta ahora tenían delegada la organización de estos eventos, llaman periódicamente al Instituto Municipal de Cultura pero no obtienen respuesta. Otras han optado por enviar numerosos escritos con el mismo resultado. 

A partir ahora será el Ayuntamiento el que encargue de contratar las verbenas y otras actividades de las fiestas tras un acuerdo con los barrios en base a los proyectos que presenten las asociaciones vecinales. 

Tampoco la Federación de Fajas y Blusas ha cobrado. Cada año el Instituto Municipal de Cultura firma un convenio con la Federación de Fajas y Blusas por el que aporta 156.000 euros para ayudarles a financiar las actividades que desarrollan vinculadas a las fiestas. Hasta ahora se abonaba el 70% a la firma, cuando se justifica ese gasto con facturas se pagaba el 30% y luego se justifica la segunda parte. Sin embargo, nuevas exigencias enfadaron al colectivo, que se reunió con el alcalde, Daniel de la Rosa, y la presidenta del IMC, Nuria Barrio, en febrero para tratar de desbloquear la situación. Sin embargo, en marzo se decretó el estado de alarma por el coronavirus y no hubo avances.    

El presidente del colectivo, Miguel Santamaría, reconoce que en estos meses no se ha insistido por la especial situación vivida pero una vez que la actividad ha vuelto al Ayuntamiento reclamarán el abono. «Tenemos que hacer asambleas y cerrar las cuentas». 

El 70% de la ayuda ya la recibieron tarde, en noviembre, cuando lo habitual suele ser antes de San Pedro. La sorpresa llegó cuando también se les ha exigido que justifiquen las facturas del 30% y los recibos del mismo. En el convenio, que está revisado por el secretario y el interventor del Ayuntamiento, se establece que se paga el 70% y cuando se justifica ese gasto se abona el resto y se justifica. «En marzo justificamos las facturas sin pagar y toda la documentación como se nos exigió». 

Y es que el Instituto Municipal de Cultura decidió exigir a estos colectivos con los que se firma un convenio la justificación del cien por cien del gasto para abonar la subvención. La concejala de Festejos, Blanca Carpintero, espera poder desbloquear el pago la próxima semana con el área de Intervención para evitar que «se demore más».