El Ayuntamiento paga 1,6 millones al año por horas extras

Á. Melcón
-

Bomberos realizó hasta 1.200 refuerzos el año pasado y en Policía Local se han hecho en diez meses 1.700 horas más que en todo 2018. Del resto de áreas no hay datos públicos

El Ayuntamiento paga 1,6 millones al año por horas extras - Foto: """Patricia González

El Ayuntamiento de Burgos prevé dedicar casi uno de cada tres euros disponibles en 2020 a pagar al personal. Al menos así consta en el esbozo presupuestario que el PSOE entregó a la oposición a falta de conocer el borrador definitivo que PP, Cs y VOX están urgiendo al concejal de Hacienda y portavoz del PSOE en la Diputación, David Jurado. Según ese documento, serán necesarios 67,7 millones para pagar a la plantilla de funcionarios y laborales.
La gestión del personal ha sido un debate recurrente en los últimos años. La crisis mermó la plantilla y algunos servicios se han visto seriamente afectados, mientras que otros van tapando de urgencia las vacantes generadas. Eso supone pagar horas extra y, a tenor de los datos que maneja la concejala del área, Blanca Carpintero, no pocas. En 2018 se abonaron horas extraordinarias por valor de más de 1,6 millones de euros. Es una media de 1.100 euros por empleado, si bien los hay trabajadores que no cobran una sola hora y otros que pueden llegar a percibir esa cantidad en apenas un mes.
Saber cuánto se paga y a quién parece ciencia imposible en el Ayuntamiento, dado que el ejecutivo socialista asegura no disponer de ese dato. Sí conoce Personal algunos capítulos que son significativos y ayudan a ubicar el gasto, que además crece. La previsión es que en 2019 se paguen 40.000 euros más que el año anterior por este concepto.
En números redondos, el mayor importe del gasto en horas extraordinarias se lo llevan los funcionarios del Ayuntamiento, en cuya nómina están incluidas las plantillas de Bomberos y Policías. Este es el hecho determinante para que sea el capítulo más notable, pero no está controlado qué otras áreas municipales están recibiendo cuánto y por qué. El siguiente bloque más destacado, aunque muy de lejos, es el de los trabajadores laborales (no funcionarios). Suman casi 340.000 euros, pero en esta partida no se han discriminado las cantidades que perciben por complementos y pluses, así que, de nuevo, no se puede conocer el dato exacto.
La plantilla de Autobuses Urbanos acumulará un coste superior a 175.000 euros en 2019, mientras que en Instalaciones Deportivas no llegarán a los 24.000.
statu q uo. En el caso de la Policía Local y de los Bomberos se han aprobado oposiciones en los últimos años para ir cubriendo las jubilaciones y ampliar el número de efectivos, lo que debería redundar en una disminución del coste de las horas extra... O no. Existe una suerte de pacto no escrito entre las partes que persigue un beneficio tanto para la administración como para los empleados. El Ayuntamiento tendría que hacer un desembolso mayor si quisiera contratar personal suficiente como para no tener que pagar refuerzos y los funcionarios ven mejoradas sus retribuciones gracias a estos trabajos.
En el caso de los Bomberos, en 2018 (último año cerrado y liquidado) se hicieron 1.217 refuerzos (días por encima de lo establecido para que en el parque nunca haya menos de 18 efectivos de guardia). La mayoría de esos refuerzos son de 24 horas y tienen un coste para la administración de 450 euros brutos, lo que supone que sólo este servicio cuesta más de medio millón al año. La otra forma de verlo es que con ese dinero el Ayuntamiento apenas podría contratar 10 bomberos más, insuficiente para eliminar los refuerzos. 
En Policía Local ha habido un notable incremento de las horas extraordinarias en este 2019, algo que se achaca a que se han prestado «más de 50 servicios extraordinarios» y ha habido elecciones para aburrir, lo que obliga a desplegar efectivos que, lógicamente, cobran por su trabajo. Así, mientras que en todo 2018 se pagaron 5.500 horas extraordinarias, en los 10 primeros meses de 2019 ya se computaban 7.200. El precio de una hora extra en Policía depende de la categoría y oscila entre los 25 euros por hora diurna de un agente y los 85 por hora nocturna del jefe. 
En casos que están fuera de todo debate, como los que afectan a los servicios de emergencia, el objetivo de las negociaciones ha sido siempre garantizar el servicio. Es una circunstancia diferente a la que se da en otras áreas municipales en las que la contratación podría redundar en una mejora del rendimiento económico. Es poco defendible, por ejemplo, que la inspección de tributos, que puede aflorar impagos millonarios, no esté mejor dotada de personal. Caso parecido es el de la asesoría jurídica, donde el Ayuntamiento se juega los cuartos una vez sí y otra también. (Más información en edición impresa)