Burgos suma 3 de los 20 tramos más peligrosos para camiones

L.M.
-

Se localizan en la A-1 en Treviño y en la N-I, el primero entre Monasterio de Rodilla y Prádanos y el segundo entre esta localidad y Santa María Ribarredonda. Entre 2016 y 2018 se han producido 4 sucesos mortales

En septiembre de 2017, un camionero burgalés murió tras chocar su camión contra otro en Monasterio de Rodilla. - Foto: Alberto Rodrigo

El informe RACE sobre la Red de Carreteras españolas de 2019, en el que se analizan los datos de accidentalidad referentes al periodo comprendido entre los años 2016 y 2018, vuelve a dejar en un mal lugar las vías de comunicación de Burgos. De los veinte tramos de todo el país con mayor siniestralidad, y en los que se han visto implicados camiones, la provincia aglutina tres. El primero, el tercero a nivel nacional, se encuentra entre los kilómetros 329,3 y 336,7 de la A-1, a la altura de Treviño; aunque no ha registrado accidentes mortales entre 2016 y 2018, sí han ocurrido tres de carácter grave, una media de 0,14 por año y kilómetro.
Para encontrar el siguiente hay que bajar hasta el puesto decimotercero y cambiar a la N-I, liberalizada hace un año y que, por ende, tenía mucho más tráfico en el momento del estudio que actualmente. El trayecto entre Monasterio de Rodilla y Prádanos de Bureba (p.k. 262,1 al 273,5) ha vivido un suceso mortal con camiones implicados, así como dos accidentes graves, una media de 0,09 por año y kilómetro. El tramo siguiente, es decir, entre Prádanos de Bureba y Santa María Ribarredonda, se cuela en el top 20 a nivel nacional, concretamente en la decimoctava posición. En los tres años en los que se ha estudiado, se han producido tres sucesos mortales y dos accidentes graves, una media de 0,07 por año y kilómetro.
El ranking lo lidera el tramo de la A-3, en Madrid, entre los kilómetros 10,5 y 21,8; en los últimos tres cursos han ocurrido cinco accidentes graves, una media de 0,15 por año y kilómetro.Este promedio es el mismo que se da en la AP-2, en Huesca, entre los kilómetros 113, 7 y 120,5. Castilla y León, además de los burgaleses, tiene tramos con mucha siniestralidad y con camiones implicados en la VA-30 de Valladolid y también en la A-66, enla provincia de Salamanca.
riesgo rojo. El RACE elabora asimismo una tabla con los tramos que presentan unos niveles de riesgo más elevados, pasando de una alerta negra, con un índice mayor de 90, a una verde clara, menor de 7,5. Pues bien, aunque Burgos no cuenta con ningún tramo negro, sí que atesora hasta cuatro rojos, o lo que es lo mismo, con un índice de peligrosidad de entre 90 y 53. El primero, situado el decimotercero a nivel español, se encuentra en la N-627, entre Llanillo de Valdelucio y la provincia de Palencia, donde ha habido que lamentar seis accidentes mortales y graves, con un fallecido y nueve heridos de consideración. Le sigue el tramo de la N-629, en los escasos 10 kilómetros que separan Revilla de Pienza y el límite con Cantabria, en Los Tornos, donde se han producido dos accidentes con dos heridos graves. Posteriormente va el recorrido entre Hontoria del Pinar y Hacinas, en la N-234 , que une la capital burgalesa conSoria.Aquí ha fallecido un conductor y cuatro han resultado heridos graves. Por último, de nuevo en la N-629, entre Medina de Pomar y Revilla de Pienza, con dos heridos graves.